Curador News
Radomiro Tomic

Radomiro Tomic Sulfuros: Mirando más allá del suelo

junio 16, 2014

Categorías

Con una inversión estimada de US$ 5.400 millones, Radomiro Tomic se prepara para explotar las reservas de sulfuros que yacen bajo su suelo y así extender su vida útil.

A 45 kms de Calama y a 3.000 metros sobre el nivel del mar, se levanta la mina Radomiro Tomic (RT), uno de los yacimientos más importantes y rentables de Codelco.

Descubierta en la década del ’50, la mina a rajo abierto hizo su estreno en 1997, convirtiéndose en una de las apuestas más productivas de la cuprífera estatal gracias a los excedentes que ha aportado al Estado a través de sus años de vida. Pero el escenario cambiará dado el agotamiento de sus reservas de óxidos a partir del año 2018.

Con el fin de buscar una salida a esta realidad, diversos estudios geológicos detectaron la presencia de más de 2.600 millones de toneladas de reservas en sulfuros de cobre bajo el actual rajo de RT, lo que le permitirá a la división producir concentrado de cobre por 30 años más.

Este descubrimiento fue, precisamente, el que le dio vida a Radomiro Tomic Sulfuros, uno de los proyectos estructurales que forman parte de la cartera de inversiones de Codelco para los años venideros. Y el que, hoy por hoy, continúa desarrollando su etapa de ingeniería de factibilidad, a cargo de la vicepresidencia de Proyectos de la estatal, y gestionando la tramitación de su Estudio de Impacto Ambiental, presentado ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Antofagasta.

Actualmente, la División Radomiro Tomic explota óxidos de cobre de su mina a rajo abierto, generando como producto final cátodos de cobre, gracias a su planta de electro-obtención, la más grande a nivel mundial. Asimismo, explota una baja cuota de sulfuros, que es enviada a una de las plantas concentradoras de la División Chuquicamata para su procesamiento.

Sin embargo, el foco del nuevo proyecto apunta a explotar los sulfuros disponibles en el yacimiento, agregando nuevas fases de extracción que le darán continuidad al desarrollo de la mina. Es por esto que el beneficio del mineral se realizará en una planta concentradora propia, con capacidad nominal total de tratamiento de 200 mil toneladas diarias, para producir en régimen 343 mil toneladas de cobre fino al año.

Radomiro Tomic

En términos operativos, RT Sulfuros también contempla la construcción de una planta desaladora, el sistema de bombeo y su correspondiente ducto de transporte de agua desde la costa hasta la operación, distante a 160 kilómetros.

“Esta iniciativa considera tecnologías de punta en todos sus procesos, particularmente con el uso de agua de mar desalada, y una inversión importante en instalaciones que permitirán que el proyecto sea más sustentable con el entorno y las comunidades”, asegura el gerente del Proyecto RT Sulfuros, José Miguel Ortiz.

Agua de mar, la apuesta clave

Un gran número de proyectos y faenas mineras se abrieron en el último tiempo a abordar la opción de utilizar agua de mar o desalinizada, elevando la tendencia que partió tibiamente la década pasada. Y Radomiro Tomic Sulfuros no es la excepción.

Sumándose a esta nueva corriente, la opción es ambiciosa, ya que gracias a Radomiro Tomic Sulfuros, sería la primera vez que Codelco incorpore el uso de agua desalada en sus proyectos. Para concretar esta alternativa, la iniciativa requiere una alta inversión para la planta y la línea de impulsión.

¿Cuán complejo es el proceso? En términos prácticos, esta agua de mar será captada en el borde costero y posteriormente tratada en una planta desaladora con tecnología de osmosis inversa, ubicada a 14 kilómetros al sur de Tocopilla. El agua desalada será conducida hacia las instalaciones de la División RT, a 3.000 metros sobre el nivel del mar, mediante una tubería de 48” de diámetro y una longitud de 160 kilómetros.

“El tratamiento de sulfuros requiere mucho más agua que el tratamiento de los minerales oxidados, por lo cual deberíamos realizar una fuerte inversión en materia de abastecimiento hídrico, con el objetivo de no aumentar el consumo de agua de cordillera en nuestros procesos productivos. Desalinizar agua en la costa y traerla desde 160 kilómetros de distancia hasta 3 mil metros sobre el nivel del mar implica mayores costos de operación que la escala y envergadura del proyecto permite sustentar, sin generar presiones adicionales por agua fresca”, argumenta la compañía.

Uno de los mayores desafíos en esta etapa del proyecto se localiza en los primeros 3 kilómetros del trazado, donde se deberán impulsar aproximadamente 1.956 litros de agua por segundo a 1.000 metros de altura.

Asimismo, el trazado de la tubería contempla la construcción de obras bajo las quebradas y el río Loa, para no afectar los cursos naturales de las aguas.

Por otra parte, el proyecto considera la construcción de una nueva canaleta para transportar los relaves generados por el procesamiento de los sulfuros hasta el actual Tranque Talabre, donde serán depositados, evitando así la construcción de un nuevo depósito.

Radomiro Tomic

En tanto, se proyecta utilizar la disposición convencional de relaves hasta el año 2021, para luego poner en funcionamiento la tecnología de relaves espesados, que requiere de la construcción y puesta en marcha de una planta de espesadores de alta densidad.

¿El fin? Los relaves espesados permiten optimizar el uso del tranque en términos de superficie; recuperar y recircular mayor cantidad de agua, y disminuir emisiones de material particulado, entre otras ventajas ambientales, destacan en la firma.

Central Luz Minera, más energía para RT Sulfuros

No sólo en la optimización del recurso hídrico está el foco de la innovación en Codelco. Las fichas también están puestas en otro de los requerimientos estratégicos: el abastecimiento energético de las operaciones y de las nuevas iniciativas estructurales.

A través del proyecto Central Luz Minera, Codelco busca asegurar el abastecimiento de sus operaciones en el SING (Sistema Interconectado del Norte Grande), la que podría construirse en 2015.

De acuerdo a la estatal, se trata de una central a gas de ciclo combinado desarrollada con tecnología de última generación. Pero el proyecto no será construido por Codelco, sino que quedará disponible para las empresas generadoras de energía que participen en la licitación que la corporación llevará a cabo próximamente. Se estima que la central a gas natural, ubicada en Mejillones, demandará una inversión por US$ 758 millones, mientras que parte de los 760 MW que producirá se destinarán a abastecer a Radomiro Tomic Sulfuros.

El plan de la cuprera estatal es que la empresa que se adjudique las obras de la central, sea de preferencia un nuevo actor en el mercado de la generación eléctrica en el país. Un complemento clave que sustentará la vida de unos de los proyectos más significativos de la prometedora cartera de inversiones de Codelco.

Fuente: Daniela Tapia
http://www.nuevamineria.com

(Visited 1 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!