Curador News
CAP

Roberto de Andraca: “No hay riesgo de cierre o quiebra de CAP”

diciembre 15, 2014

Categorías

El histórico representante de la firma y su gerente general, Fernando Reitich, salen a tranquilizar al mercado. Insisten que la caída de precios es parte de un ciclo, que sus productos se venden con “premios”, que contendrán aún más los costos e incluso ven nuevos negocios. 

Casi US$ 5 mil millones valía la Compañía de Aceros del Pacífico, CAP, en la Bolsa hace dos años, y este viernes, US$ 656 millones. Tan solo este año la acción se ha desplomado en 71,7% y durante esta semana -el jueves 11 de diciembre- la compañía de hierro y acero registró el triste récord de la menor cotización de los últimos 10 años.

Esta semana, un informe negativo de JPMorgan, estimó un valor objetivo de $2.500 por acción -cerró la semana en $2.715- y llamó a “subponderar” este papel. En otros términos, a vender este título en el portafolio de inversiones, con lo que cayó aun más la cotización de esta empresa. Ante este panorama desalentador, el presidente de CAP, Roberto de Andraca, pareciera hacer suya la calma del mundo asiático que tanto admira y señala: “Ciclos como este hemos visto muchos”. Agrega que “las actividades de la compañía se desarrollan en forma normal y sin novedades”.

De hecho, aunque las utilidades bajaron 64% en los primeros nueve meses de 2014, CAP anota ganancias por US$ 74,9 millones.

CAP, en cuya propiedad participa el propio De Andraca, la japonesa Mitsubishi e inversionistas institucionales, entre otros, tienen tres negocios: minería (hierro), procesamiento de acero, y siderúrgica (Huachipato). El más importante es el primero, que representa más del 80% de los ingresos, y por eso es que la baja en la cotización del hierro ha golpeado la acción, explica el gerente general de la firma, Fernando Reitich, quien asumió en octubre de 2013.

El menor valor de este mineral se explica, a su vez, por una sobreoferta estimada en más de 100 millones de toneladas, que ha hecho que existan compañías que no pueden vender su producto. La caída en el valor de este mineral es similar a lo que está ocurriendo con el carbón y el petróleo, señala el ejecutivo. Añade que los analistas de mercado no entienden cabalmente las complejidades del hierro, como que el precio de este mineral en realidad corresponde a un índice que agrupa a 10 diferentes tipos de productos.

Pero más allá de las razones, en esta entrevista ambos ejecutivos resaltan el futuro de CAP. Roberto de Andraca, desde la perspectiva de sus más de cinco décadas en la empresa, que lo llevan a decir que “esta no es la peor crisis” que ha vivido CAP; Fernando Reitich, con el prisma de su formación académica, doctor en matemáticas, entregando los datos que, a su juicio, debiera considerar el mercado.

– ¿Preveían que podía venir un ciclo de precios bajos como este?

Roberto de Andraca (R.D.A.): “Este negocio es de ciclos. Por eso, cuando tuvimos que buscar un nuevo gerente general, nos propusimos encontrar a alguien que mirara para los próximos años, que le diera continuidad a la empresa y no solo mirara el corto plazo, y por eso elegimos a Fernando Reitich”.

Fernando Reitich (F.R.): ” Si usted mira la acción de CAP, puede ver que está correlacionada en más de un 90% a compañías mineras expuestas al mineral de hierro, como Vale y Fortescue, que están entre los cuatro mayores productores de mineral de hierro del planeta”.

– ¿Pronosticaron una caída como la actual?

R.D.A.: “Si mira atentamente, hay un retroceso en los precios de las materias primas y si ve a las grandes compañías mineras, todas han bajado más o menos lo mismo que nosotros, así es que no hay nada anormal. Al contrario, nosotros terminamos una inversión muy grande en mineral de hierro que nos permite aumentar en 4 millones de toneladas anuales nuestra producción (cuando la mina de hierro Cerro Negro Norte entre en plena operación). Y no de cualquier mineral de hierro, es mineral con magnetita, que es el 5% del hierro que hay, que es como un regalo de la Virgen María”.

– ¿Este es el peor momento de la historia de CAP?

R.D.A.: “No, esta no es la peor crisis. Ciclos como este hemos visto muchos. Hace 30 años el precio del mineral de hierro llegó a estar en US$ 8 la tonelada y el cobre a 60 centavos. Lo importante es estar preparado para enfrentar el ciclo de bajos precios. Tenemos una política conservadora de endeudamiento, con la menor generación de caja los índices de liquidez se desmejoran un poco, pero esa política conservadora nos permite enfrentar ciclos de precios más bajos como este”.

F.R.: “CAP está acostumbrada a los ciclos. Ciertamente no es la peor crisis, la anterior, cerca de la década del 2000, fue muy complicada. Por eso CAP Minería empezó a bajar sus costos apenas empezó el declive de precios y reestructuró su plan de expansión para adecuarlo a la nueva realidad”.

– ¿Tiene previsto que el precio del mineral de hierro puede seguir bajando?

R.D.A.: “Seguirán los ciclos bajos en 2015 y el año 2016, y puede que más, pero podemos enfrentarlo”.

F.R.: “Si eso ocurre tendríamos que bajar aún más los costos, cosa que ya estamos haciendo, y reoptimizar nuestra cartera. Hay productos que resisten un precio del hierro mucho menor”.

– ¿Cuál es el costo promedio del mineral de CAP?

F.R.: “El costo promedio de los productos mineros de CAP ronda los US$ 50 la tonelada y la meta es reducirlo en 10% más en 2015, es decir, que quede en US$ 45 la tonelada”.

“Además, tenemos cierta capacidad de reacción y el ser uno de los productores de menor costo de mineral de hierro magnético del planeta nos da una ventaja significativa”.

– ¿Puede CAP tener ganancias si el precio baja a US$ 65 la tonelada como pronostica el mercado para 2015?

F.R.: “Aún en esta coyuntura, la expectativa es tener utilidades todos los años”.

– ¿Hay riesgos de cierre o de quiebra en CAP?

R.D.A.: “No, no hay ese riesgo de cierre o quiebra en CAP, porque estamos en un negocio de largo plazo y, además, tenemos un regalo de la Virgen María, que es el mineral de hierro de magnetita. Fíjese que en los mercados se lo pelean, dan premios por ese regalo de la Virgen. Los japoneses se vuelven locos con ese mineral”.

F.R.: “Es el ‘Dom Perignon’ de los hierros. Tiene una muy alta concentración, tiene bajas impurezas, es magnético, contrario a lo que producen los brasileños y los australianos, es de muy alta ley. Lamentablemente aún seguimos indexados al precio del mineral de hierro, pero podemos obtener premios por nuestro producto”.

– Si esta baja de precios corresponde a un ciclo, ¿por qué el mercado castiga la acción de tal manera que lleva más de 70% de baja en el año?

R.D.A.: “Lo primero que le quisiera aclarar es que el mercado no ha castigado a la acción, sino al sector de la minería del hierro. Esto es fácilmente comprobable simplemente observando la evolución de las acciones de mineras dedicadas a la extracción de este mineral: Vale, Fortescue, Cliffs Natural Resources, Atlas Iron, Ferrexpo, etc.”

“El precio del mineral ha caído rápidamente un 50% y la caída del valor de las compañías del rubro responde a una visión de corto plazo del mercado de este mineral. Como se sigue de los más de 60 años de historia de CAP, nuestra compañía está en sus negocios a largo plazo. Hemos pasado por otras coyunturas de precios bajos de nuestros productos y nuestra compañía ha demostrado su resiliencia en cada oportunidad”.

F.R.: “Uno podría decir, creo, que la reacción del mercado en este caso, como en muchos otros, es análoga a lo que ocurre cuando una compañía no tiene utilidades que igualan a las expectativas de los analistas. Fíjese el brusco cambio que puede tener el valor de una acción si durante un trimestre una compañía no iguala estos pronósticos: sube exageradamente si los supera, y baja si no los alcanza. ¿Cómo puede ser que se extrapole la compañía a perpetuidad -que es lo que, en teoría, la acción representa- de los resultados de un solo trimestre?”.

– ¿Y sus socios están nerviosos con esta coyuntura?

R.D.A.: “No, ellos (Mitsubishi, que tiene el 19,27% de la empresa) confían en nosotros, tenemos socios de lujo, hemos estado juntos por 48 años. ¿Sabía usted que Japón es el principal inversionista extranjero en el país? Están en minería de cobre, en salmones y hasta en vinos. Ellos llegaron y se quedaron en Chile gracias, en parte, a nosotros y su inversión en esta empresa”.

– ¿A qué se debe este cambio de precios?

R.D.A.: “Hubo un cambio en China y no estoy muy seguro de en qué dirección va ese cambio. ¿Sabía qué el 54% del mineral de hierro del mundo viene de China? Somos pequeños en la producción de hierro, pero también lo son Alemania, Francia… En 1972, la primera vez que fui a China, ahí se producía menos del 1% mundial. China está cambiando su modo de producción y otros países se están adecuando a lo que está haciendo”.

CAP se diversifica: Infraestructura, generación eléctrica y nuevos minerales, en la mira

La estrategia de CAP para capear esta tempestad incluye desarrollar más profusamente su negocio portuario con la infraestructura existente. Recientemente firmó un acuerdo con la frutícola Global Reefers para exportar desde el puerto Las Losas, en Huasco y lo mismo se puede hacer en Huachipato. También la idea es potenciar el negocio energético, donde recientemente inauguraron la planta Solar Atacama, además de posiblemente explotar otros metales que no han bajado tanto en su cotización, como el cobre.

La empresa tiene otros negocios más inmunes al ciclo, como las empresas procesadoras de acero Cintac en Chile, Tupemesa (Perú) y Tubos Argentinos (Argentina).

– A nivel del grupo CAP, ¿están viendo una diversificación productiva?

R.D.A.: “Estamos estudiando infraestructura, generación eléctrica, agua (desalación). También entrar en otros minerales. CAP tiene un gran número de pertenencias mineras. Entraríamos a cobre y los otros metales que vienen juntos, como molibdeno, oro, plata… Le doy un consejo: compre acciones de CAP y no las venda”.

F.R.: “Acabo de regresar de Asia y le puedo decir que nuestros clientes más importantes nos apoyan en el desarrollo de nuevos proyectos, que se sustenta en las enormes propiedades mineras que tiene CAP Minería. Nuestros clientes y potenciales socios demostraron un alto interés en estos proyectos”.

– ¿La diversificación incluye otros países?

R.D.A.: “En los países en que estamos, creceremos muy fuerte este año y tenemos una estrategia muy clara. Uno no puede llegar al país destruyendo lo que había antes, tiene que hacer cosas que le sirven al país y lo que le servía a Perú y Argentina era la fabricación de acero, y estamos muy felices en los dos países”.

F.R.: . “Hemos puesto énfasis a los despachos en Perú y en Argentina. En Perú, los despachos este año crecieron un 30% y el año que viene se espera que crezcan no menos de un 35% adicional. En Argentina se esperan números similares”.

– ¿Analizan entrar a nuevos mercados?

R.D.A.: “Hay un tercero por ahí que estamos mirando. Pero no lo podemos decir. Pero es en Sudamérica”.

– ¿Seguirán invirtiendo?

F.R.: “Vamos a cerrar 2014 con US$ 560 millones de inversión de capital y el año que viene (2015), preparándonos para el año complejo, hemos reducido nuestra inversión a un poco más de US$ 100 millones. Una parte irá a mantenimiento y otra a estudios para no comprometer el desarrollo futuro de la empresa, como la ampliación de una planta de magnetita y la ingeniería en las minas El Tofo y Alcaparra”.

“Estamos estudiando infraestructura, generación eléctrica, agua. También entrar en otros minerales. CAP tiene un gran número de pertenencias mineras. Entraríamos a cobre y los otros metales que vienen juntos, como molibdeno, oro, plata… Le doy un consejo: compre acciones de CAP y no las venda”.

“El precio del mineral ha caído rápidamente un 50% y la caída del valor de la compañía del rubro responde a una visión de corto plazo del mercado de este mineral. Como se sigue de los más de 60 años de historia de CAP, nuestra compañía está en sus negocios a largo plazo”.

“En Huachipato podemos diversificar la producción en el mismo lugar. Por ejemplo, podemos tener generación eléctrica o ampliar el uso del puerto, que está subutilizado. Esas son alternativas que estamos estudiando. En Huachipato nos vamos a quedar”.

“Tenemos un regalo de la Virgen María, que es el mineral de hierro de magnetita. Fíjese que en los mercados se lo pelean, dan premios por ese regalo de la Virgen”.

“CAP Minería empezó a bajar sus costos apenas empezó el declive de precios y reestructuró su plan de expansión para adecuarlo a la nueva realidad”.

“Si usted mira la acción de CAP, puede ver que está correlacionada en más de un 90% a compañías mineras expuestas al mineral de hierro, como Vale y Fortescue”.

“El ser uno de los productores de menor costo de mineral de hierro magnético del planeta nos da una ventaja significativa”.

“El problema que tiene Huachipato hoy es que está expuesto a factores que están fuera de su alcance, ha controlado sus costos, es eficiente y funciona como un relojito”.

De Andraca: “Me preocupa que las reformas se hagan de manera apresurada”

Los temas públicos siempre han estado presentes para Roberto de Andraca, que ha presidido varias organizaciones empresariales vinculadas con el Asia Pacífico. Por lo mismo, las actuales reformas que impulsa el gobierno no lo dejan indiferente.

– En todo este escenario, ¿cómo los golpeó la reforma tributaria?

“Nos golpeó, claro que sí. Creo que se hizo de una manera muy apresurada y basta ver las 180 modificaciones que tuvo el proyecto original. Me preocupa que esta reforma y otras se han hecho de manera apresurada, sin medir las consecuencias”.

– ¿Y la reforma laboral y constitucional también se están haciendo de manera apresurada?

“Claro. No se pueden hacer reformas para el país de manera apresurada, porque los efectos son de largo plazo. Hay que reflexionar primero. Yo creo que casi todo el mundo está de acuerdo en eso”.

– ¿Cree que Chile ha dejado de ser la “niña bonita” de la región?

“No, sigue siendo la “niña bonita”, pero están apareciendo otros países que son interesantes, hay más competencia para Chile”.

“Pero a nosotros nos gusta este país. Si tiene alguna vez un problema de fe con Chile, consiga que Elena Sanz (gerenta de sustentabilidad) la convide a ver la planta eléctrica Amanecer Solar, la planta de agua desaladora y la mina nueva, Cerro Negro Norte. Ahí va a ver lo que pasa con las compañías que trabajan de verdad. Siempre, en cada instalación donde dice CAP, dice también ‘siempre con Chile’. Estamos en las buenas y las malas”.

Huachipato mira negocios de generación y puertos

La Siderúrgica de Huachipato tiene un gran peso simbólico en CAP. Ahí nació la industria acerera chilena y la empresa CAP como tal. Pero hoy menos del 5% de la generación de caja del grupo proviene de este negocio. El año pasado, CAP cerró toda una línea de producción en Huachipato y despidió a 368 personas. Y es que en los últimos cinco años, hasta 2013, la empresa (Huachipato) operó con pérdidas que sumaron US$ 363 millones. Incluso el grupo CAP debió prestarle US$ 350 millones para que pudiera operar. En 2014, dice Fernando Reitich, Huachipato tiene equilibrio operacional pero si se le incluye la depreciación del capital invertido, los números son rojos.

– ¿Qué harán con el negocio siderúrgico, dado que Huachipato apenas tiene equilibrio operacional?

R.D.A.: “En Huachipato enfrentamos precios de la energía muy altos -en Perú son de un tercio- y entran productos de acero sin cumplir todas las especificaciones técnicas que exige el país”.

– ¿Cree que el Gobierno debiera pedir medidas como salvaguardias para el acero?

R.D.A.: “Chile es un país abierto al mundo, tiene tratados de libre comercio como con 62 países, el 95% del comercio mundial. Eso tiene ventajas como que los chilenos acceden a ropa más barata y de mejor calidad que la de Argentina o Estados Unidos. No me gusta levantar obstáculos, estoy contra ellos, me gusta la libertad, en especial cuando no estamos haciendo lo óptimo como país, porque el alto precio de la energía es un problema de Chile”.

“En Huachipato podemos diversificar la producción en el mismo lugar. Por ejemplo, podemos tener generación eléctrica o ampliar el uso del puerto, que está subutilizado. Esas son alternativas que estamos estudiando. En Huachipato nos vamos a quedar”.

F.R.: “CAP Acero (Huachipato) puede competir con cualquiera, pero hay que nivelar la cancha. El problema que tiene Huachipato hoy es que está expuesto a factores que están fuera de su alcance. Ha controlado sus costos, es eficiente y funciona como un relojito, pero hay factores externos que son estructurales, como el precio de la energía. Al final, dependerá de la política industrial que tenga el país y no de CAP Acero”.

Fuente: Minería Chilena
https://www.mch.cl

(Visited 1 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!