Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Especilistas en Infraestructura y Proyectos de Inversión

Producción de Chuqui cayó 36% en 4 años y mina subterránea mantendrá niveles actuales

diciembre 20, 2014

Categorías

La mayoría de los proyectos estructurales de Codelco solo ayudarán a continuar con los volúmenes históricos de extracción , pero iniciativas como Andina y Radomiro Tomic la elevarán. De no realizarse ninguna inversión, la estatal desaparecería.

Es un yacimiento histórico para Codelco, y el próximo año cumple 100 años de operación. Chuquicamata, la mina a rajo abierto más grande del mundo, llegó a producir casi 700 mil toneladas de cobre el año 2004, pero el panorama cambió.

En 2013 el yacimiento produjo 339 mil toneladas de cobre, mientras que en 2010 la cifra ascendía a 528 mil toneladas. La caída en los últimos cuatro años alcanzó el 36%, según datos de Cochilco.

El jueves, el directorio de Codelco aprobó una inversión por US$ 3.306 millones -la mayor de la historia de la minera-, que se sumarán a los US$ 894 millones ya ejecutados en obras tempranas y que totalizan US$ 4.200 millones en recursos. Esto, para transformar la mina a cielo abierto en un yacimiento subterráneo.

Según informó el presidente ejecutivo Nelson Pizarro, la iniciativa extenderá la vida útil de la división en alrededor de 40 años, y una vez que entre en operaciones, en 2019, producirá 320 mil toneladas anuales de cobre y 15 mil toneladas de molibdeno al año. Es decir, la producción de cobre en régimen será cerca de un 6% inferior a la registrada el año pasado.

Hacer o desaparecer

La capitalización por US$ 4 mil millones para un período de cuatro años que realizó el Estado en Codelco es clave para la supervivencia de la estatal. Tanto, que si no se hubiese llevado a cabo, la mayor minera de cobre del mundo hubiese dejado de existir en 2038.

Los yacimientos ya son antiguos, las leyes del mineral -grado de concentración del recurso en las rocas- cada vez más bajos, y por si fuera poco, los costos cada vez más altos. En el caso de Chuquicamata, por ejemplo, los camiones tienen que recorrer un tercio más de la distancia que recorrían años antes, y, en consecuencia, se produce un tercio menos que antes. Las complejidades son de tal envergadura, que la explotación de la mina se hace viable sólo si se transforma en un yacimiento bajo tierra, comentó Pizarro al anunciar la inversión.

Según explicó ayer el presidente del directorio, Óscar Landerretche, la histórica inversión permitirá a Codelco aportar unos US$ 1.000 millones anuales adicionales al fisco a lo largo de los 40 años que se extenderán las operaciones del yacimiento. Así, durante el total de años al aporte ascendería a US$ 40 mil millones, el equivalente al presupuesto fiscal total de un ejercicio.

Codelco, además de Chuquicamata, tiene otros seis proyectos estructurales en carpeta que son claves para el futuro de la estatal. Estos son Nuevo Nivel Mina El Teniente, Rajo Inca Salvador, Ministro Hales, los dos de Andina, Traspaso y Expansión (Andina 244), y Sulfuros Radomiro Tomic Fase II.

Si bien todos son fundamentales para alcanzar el objetivo de producir dos millones de toneladas a 2025, solo las últimas dos iniciativas aportan producción adicional y, por ende, permiten a la estatal incrementar sus volúmenes, indica Gustavo Lagos, académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica.

El proyecto de Radomiro Tomic está en etapa de factibilidad, y considera una inversión total por US$ 5.372 millones, según información de la empresa. La iniciativa es necesaria, porque la producción de óxidos de ese yacimiento decaerá sustancialmente a partir de 2018, por lo que se deben explotar sulfuros. Según las estimaciones de Codelco, el proyecto entraría en operación entre 2018 y 2019.

Expansión Andina 244, si bien ha enfrentado numerosas trabas, está en etapa de factibilidad y obras tempranas, y correspondería a la mayor de las inversiones entre los proyectos estructurales de Codelco: US$ 6.808 millones. El plan consiste en aumentar la capacidad de tratamiento de la división en 150 mil toneladas por día, pasando de 94 mil toneladas a 244 mil toneladas nominales. Esto significaría que en los primeros años de operación, la mina produciría alrededor de 600 mil toneladas de cobre fino al año, más de un cuarto del total de la meta de Codelco a 2025.

1,792 millones de toneladas métricas de cobre fino produjo Codelco en 2013, según su memoria anual. La meta es llegar a 2,5 millones de toneladas anuales a 2025.

66.979 personas empleó de forma tanto directa como indirecta la empresa en sus operaciones durante el ejercicio anterior. La construcción de proyectos incrementará este número.

Transformar Chuquicamata en una mina subterránea requiere una inversión por US$ 4.200 millones. Este es el proyecto más rentable entre los estructurales de Codelco y permitirá a la empresa entregar anualmente US$ 1.000 millones adicionales de recursos al fisco.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl

(Visited 3 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas
SEA aprueba proyecto de Minera Escondida por US$470 millones

SEA aprueba proyecto de Minera Escondida por US$470 millones

Iniciativa busca permitir la continuidad operacional de la infraestructura existente para el procesamiento y lixiviación de óxidos, mediante la lixiviación mejorada con cloruro de sodio. El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) calificó favorablemente la Declaración...

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Respetamos tu privacidad, no compartiremos tu correo con terceros

Gracias por suscribirte!