Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Especilistas en Infraestructura y Proyectos de Inversión

Tramo de Ruta 5 entre Coquimbo y La Serena será concesionado, pero no se pagará peaje

abril 1, 2016

El proyecto se anexará a la concesión La Serena- Los Vilos que se licitará nuevamente en 3 años más. Consideraría, además, la construcción del paso bajo nivel en la rotonda Francisco de Aguirre.
Este año se concluyó el diseño del proyecto en la rotonda Francisco de Aguirre, que se extenderá desde Amunátegui.

La Ruta 5 Norte fue concesionada hace algunos años en el tramo entre La Serena y Los Vilos y ahora está ad portas de ser entregada la doble vía entre La Serena y Vallenar, que también se construyó bajo este sistema. Sin embargo, increíblemente existe un tramo de 17 kilómetros entre el sector de El Panul y la rotonda en la Avenida de Aguirre que pese a ser una vía estructurante de la conurbación y que presenta graves problemas de congestión, no fue incluida en ninguna de las dos autopistas.

Este es uno de los pocos tramos de esta carretera en todo el país que pasa por el medio de la ciudad, de los pocos en que se generan tacos, además. La situación ha querido ser abordada ahora por las autoridades quienes han estado barajando diversas alternativas. La seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, señala que estiman que todas las obras de mejoramiento que requiere esta vía tendrían un costo superior a los 180 mil millones de pesos, algo inalcanzable por el momento, considerando que el presupuesto debe ser distribuido en todas las provincias.

La concesión del tramo y el correspondiente pago de peaje o TAG también se descartan. Un estudio que desarrolló el MOP determinó que más del 85% de los vehículos que circulan en estos 17 kilómetros corresponden a circulación interna entre La Serena y Coquimbo. “Entonces iba a ser un daño enorme, porque hay personas que van cinco 5 o 6 veces a Coquimbo ida y vuelta, era inviable pagar peaje”, explica la seremi.

Se barajaron todas las alternativas, dice Meléndez, pero el MOP ya decidió que finalmente este tramo se va a incluir en la concesión sur La Serena-Los Vilos, toda vez que ésta vence en 3 años más y se deberá hacer un nuevo llamado a licitación. De esta forma, ahora se extendería desde Los Vilos hasta el sector del Líder en La Serena. “A partir del 2014 se empezó a ver el tema, en el 2015 se levantaron todos los proyectos, se contrataron los estudios para la ingeniería definitiva, pre diseño y expropiaciones y eso lo terminaríamos este año. Con ese material nosotros vamos a preparar una concesión que es la misma que va a venir de Los Vilos, pero ahora no va a llegar al Panul, sino que al sector del Líder”, puntualizó la autoridad regional del MOP. 

La gracia que va a tener esta licitación, agrega Meléndez, es que pese a tratarse de una concesión “no va a incluir peaje, porque ya existe un peaje en las cercanías de Tongoy que será a través del cual la empresa que se adjudique la ruta va a recuperar la inversión”.

“Es una buena alternativa también para considerar en este paquete las pasarelas que se requieren. Es un nodo enorme, conflictivo y no está solucionado. En El Panul, La Herradura, Huanhualí era mucha infraestructura que no podíamos nosotros hacer, porque requiere una inversión superior a los 180 mil millones de pesos”, indica.

Paso bajo nivel

Pero esta modalidad viene a resolver otro problema. Hace muchos años que se viene hablando del proyecto de construcción de un paso bajo nivel en la rotonda Francisco de Aguirre, donde se genera uno de los nudos más conflictivos en materia de congestión. Según detalla Mirtha Meléndez, el anexar estos 17 kilómetros a la concesión sur involucrará también que la empresa que se adjudique la concesión se haga cargo de esta obra. 

“En forma paralela avanzamos a nivel de diseño, dimos un tremendo paso y el año pasado lo terminamos. Así que ahora sí que ya tenemos el diseño definitivo de esta infraestructura”, dice.

Esta decisión se toma además en medio de la discusión de si realmente era factible económicamente que este paso fuera bajo nivel y no sobre nivel, considerando que ese sector es conocido por la cantidad de aguas subterráneas que existen, aspecto que encarecería de manera considerable el proyecto. “Definitivamente va a ser un paso bajo nivel, viene desde Amunátegui, así que es una tremenda obra de ingeniería que va a venir a solucionar todo el tema de congestión que se produce en ese nudo y va a liberar los semáforos de la parte alta de la Ruta 5. Con esta concesión en la conurbación, la Ruta 5 va a pasar directo de norte a sur sin ningún semáforo y eso es un tremendo desafío”, especifica.

La piedra del zapato 

Pese a que se trata de una iniciativa ambiciosa, presenta dos escollos. Uno es el tiempo de ejecución y el otro el alto costo de financiamiento. 

La seremi del MOP reconoce que es una obra que no se podrá terminar durante este gobierno. “Tengo claro que en el gobierno nuestro, en el 2018, no va a estar todo terminado, pero nosotros creemos que las obras de infraestructura traspasan los gobiernos, son políticas de país. Va a estar todo lo más probable licitado, algunos sectores ya en construcción y va seguir adelante porque esta es una infraestructura que le sirve a la región”.

En este sentido, la secretaria regional sostiene que como ministerio “tenemos planificado poder terminar toda la parte consultoría de estudios que lo estamos haciendo con fondos MOP de concesiones. Eso está financiado todo para este año y pensamos que a fines de este año podríamos ya tener los antecedentes como para la licitación de la concesión. En el fondo, la concesión ya podría tener su despegue en el 2017”.

No obstante, agrega, el primer año, la concesión tiene que finiquitar todo lo que son las expropiaciones y el diseño de ingeniería de detalle, por lo cual “pensamos que el 2018 o 2019 podrían ser los plazos para estas obras, incluyendo todo el tramo y la infraestructura que está en la conurbación. La gracia que tiene esta concesión es que va a ser muy apetitosa la licitación, porque generalmente las concesiones parten sin peaje y empiezan a cobrar cuando construyen. En cambio, ahora, como se mantiene ese peaje, van a empezar cobrando al tiro, lo que la hace más atractiva”.

Respecto del financiamiento, cabe destacar que cuando se comenzó a hablar del proyecto se estimaba que tendría una inversión cercana a los 15 mil o 20 mil millones de pesos. Sin embargo y como se trata de un paso bajo nivel, esta cifra ahora se empina entre los 40 mil y 50 mil millones de pesos. “Eso ya se decidió y está el diseño de ingeniería bajo nivel”, recalca Mirtha Meléndez.

Indica que como ministerio están conscientes de que este tramo de la carretera debe ser mejorado, pero plantea que paralelamente se debe trabajar en el desarrollo de otras vías que convergen en esta ruta. “Estamos conscientes como ministerio y nos responsabilizamos de que es una de las únicas carreteras en que la Ruta 5 pasa por el medio de la ciudad, pero hay un tema de las calles perpendiculares a la carretera donde el Serviu y el municipio van a tener la responsabilidad de gestionar una doble vía. Hay calles como Cuatro Esquinas, Peñuelas y otras que son muy importantes y requieren urgente mejoramiento. Esa será la tarea y para eso hay que realizar un trabajo conjunto”, puntualiza. 

Fuente: http://www.diarioeldia.cl

(Visited 2 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Respetamos tu privacidad, no compartiremos tu correo con terceros

Gracias por suscribirte!