Curador News

Nuevo Pudahuel despega: en agosto parte expansión para doblar tamaño del aeropuerto

julio 8, 2016

A diez meses de su arribo, la nueva concesionaria del aeropuerto Arturo Merino Benítez, Nuevo Pudahuel, están prontos a comenzar un viaje que les tomará cerca de cuatro años y que los trasladará de administrar un terminal con capacidad de 15 millones de pasajeros, a uno de 30 millones, pero en el mismo lugar.

Nicolás Claude, gerente general de la concesionaria, adelanta que esta transformación tendrá varias etapas. Durante el próximo mes se dará inicio a las obras de construcción, las que se concentrarán en la creación de un nuevo espacio para estacionamientos de custodia (de larga estancia), ya que en la ubicación de los actuales se levantará el nuevo edificio. “En paralelo vamos a empezar con varias obras del lado aeronáutico, con plataformas para estacionar los aviones, calles de rodaje y todo eso, que también comenzará en agosto y que se verán reforzado dentro del último trimestre del año”, detalla.

Nuevo Pudahuel irá inaugurando de forma parcelada las nuevas etapas de construcción. De esta manera se espera que para 2018 sean presentadas las salas de abordaje donde los aviones se conectan y esperan a los pasajeros para abordar las naves (espigones), donde primero se edificarán los del lado poniente, para después seguir con los del oriente.

La obra final, incluyendo el nuevo edificio destinado para el terminal internacional, se espera que sea inaugurada en el 2020, para lo que se presupuesta una inversión superior a los US$ 900 millones.
Con todo eso, la cara del principal terminal aéreo cambiará de forma radical.

El potencial de Chile

Uno de los objetivos con el que llegó Nuevo Pudahuel es explotar al máximo el potencial del aeropuerto de Santiago. En estos diez meses ya han asegurado el inicio de operaciones de dos aerolíneas, de las más grandes del mundo, como son Alitalia, que abrió la ruta Santiago-Roma, y British Airways, con el vuelo directo Santiago-Londres. Y la intención del es seguir creciendo.

Según explica Claude, la principal motivación por hacerse con la operación del aeropuerto radica en la oportunidad de crecimiento que existe, debido a la extensión geográfica del país.

Algo que se sigue manifestando en las estadísticas de crecimiento. Según los datos de tráfico aéreo a mayo de este año, existe un crecimiento de 10% en comparación al mismo periodo en 2015, por lo que es probable que la estimación de 18 millones de pasajeros que había para este año sea superada fácilmente. Desde Nuevo Pudahuel celebran esta cifra y comentan que en otros mercados, como el europeo, se conforman con alzas del 2%.

Para mantener estos ritmos de crecimiento, la concesionaria cuenta con un departamento de estudio encargado de identificar posibles mercados y después promoverlas con las aerolíneas para que abran nuevas rutas. Pero además, son parte de una mesa de trabajo en conjunto con la DGAC, la Junta de Aeronáutica Civil, Invest Chile, Fedetour y la Subsecretaría de Turismo, en que se trabaja en la promoción del país y de la conectividad aérea de Santiago.

“Uniendo esfuerzos, podemos poner sobre la mesa muchas más herramientas para que una aerolínea pueda empezar una ruta. Hablamos de promoción, incentivos como descuentos por un cierto tiempo, con los que se busca compartir el riesgo que significa para una aerolínea abrir un nuevo mercado”, dice Claude.

Resultados de este trabajo, la compañía se encuentra en conversaciones con 10 aerolíneas que no están presentes aún en el país, con las que se trabaja para que inicien sus operaciones en Santiago. Dentro de este grupo, existen varias que pertenecen al segmento low-cost, las que buscan unirse al modelo de negocios que a nivel local ya inició Sky.

Más tiendas comerciales

Pero no todo son naves, pasajes o salas de embarque nuevas. Los cambios que se están realizando en el terminal serán profundas e incluyen también el sector comercial, que según las cifras de Nuevo Pudahuel representa el 30% de los ingresos obtenidos por la compañía.

Por eso es que próximamente se abrirán nuevas tiendas al interior del terminal, con mayor oferta de restaurantes y de productos que no se encuentran en el país actualmente.

“Lo importante es ofrecer el producto que el cliente espera, apegarnos a las expectativas de los pasajeros, entonces más que incrementar el número de tiendas y restaurantes, estamos trabajando en ofrecer marcas o productos que van a resolver las necesidades o expectativas que ellos tienen”, apunta Claude. Estas obras se encuentran en su etapa de diseño y los cambios se verán tanto en el sector doméstico, como en el internacional.

Otro de los anhelos de parte de los pasajeros que utilizan el aeropuerto tiene que ver con la llegada del transporte público, de manera de facilitar el acceso. Claude señala que “es un tema importante, porque no sirve crecer en tráfico si no se puede salir del aeropuerto”, pero asegura que a pesar del interés, no existe claridad en cuanto a la llegada del Transantiago.

“Hoy tenemos varias opciones, pero no es algo que manejamos nosotros”, dice. Peor es el caso del Metro, para el que aun no existen planes de expansión.

El alza de las tarifas

Hace unos días, Sky Airlines nuevamente solicitó al gobierno intervenir ante la alza en las tarifas de operación anunciadas por Nuevo Pudahuel, protesta que han realizado en varias ocasiones.

Desde la concesionaria se defienden, señalando que efectivamente se han llevado a cabo alzas, pero que al fijar los precios se han remitido a lo que señalan las bases de la licitación formuladas por el Ministerio de Obras Públicas y aseguran que éstas se han realizado progresivamente.

“Para nosotros, la recuperación de la inversión y del modelo económico empieza el primer día, no en 5 años, tenemos un modelo que nos dice que debemos hacer una inversión grande, más de US$ 900 millones y recuperar esta inversión en un plazo de 20 años, al que yo calificaría de corto”, sentencia Claude.

Los trabajos que ya se realizan en Nuevo Pudahuel

A pesar de que a simple vista aún no se ven obras en el aeropuerto, las inversiones por parte de la concesionaria ya comenzaron.

Por ejemplo, desde Nuevo Pudahuel aseguran que ya se han destinado más de US$ 60 millones en la confección del diseño del nuevo terminal internacional, el cual contempla una edificación de 175 mil metros cuadrados y proyecta una capacidad de 15 millones de pasajeros al año. El proyecto fue presentado en febrero al MOP y actualmente se encuentra en fase de validación por parte de la autoridad.

Esto se suma a una serie de innovaciones que ya se han desarrollado en el terminal, dentro de las que se incluye la instalación de redes Wifi gratuitas e ilimitadas, así como el acceso a una serie de libros digitales a través de las redes de Internet del aeropuerto, dentro de los que se incluyen obras de 10 autores nacionales.
También se instauró un programa de asistencia destinado a las personas con movilidad reducida, de manera que “la experiencia en el aeropuerto sea lo más satisfactoria posible”. Los pasajeros también disponen de una aplicación móvil, a través de la cual pueden revisar los horarios y recibir notificaciones push de sus vuelos, y con la que también se puede acceder a descuentos en las tiendas.

“El próximo año habrá obras en muchas partes del aeropuerto, es un reto que nos interesa porque el resultado es una capacidad adicional que va a permitir al aeropuerto de Santiago y a las aerolíneas desarrollarse en este aeropuerto, sin nuevo terminal no se puede seguir creciendo en tráfico”, comenta Nicolás Claude.

Otro de los cambios introducidos por la concesionaria tiene que ver con la adquisición de más de dos mil carros porta equipaje, con lo que se busca responder a la demanda de los usuarios que rápidamente ocupaban los cerca de 400 que había disponible anteriormente.

Fuente: Tomás Vergara y Hernán Vargas https://www.df.cl

(Visited 1 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!