Curador News

Autoridades esperan que aeródromo de Viña del Mar quede habilitado para vuelos de líneas aéreas en 2022

agosto 13, 2018
f

Tags

Autoridades esperan que aeródromo de Viña del Mar quede habilitado para vuelos de líneas aéreas en 2022.
Cuatro años más sería el plazo que el Estado se habría dado para entregar las instalaciones adecuadas del aeródromo de Viña del Mar para que las líneas aéreas que operen en el país realicen vuelos comerciales. La definición está establecida por el inicio de la mesa técnica de la Intendencia de Valparaíso, que con una frecuencia mensual busca fijar metas y controlar los trabajos que permitan concretar el “anhelo ciudadano” de la región de Valparaíso por tener vuelos comerciales regulares. 

Las obras a realizar son cambiar son varias: desde el cambio de uso de suelo hasta la construcción de un nuevo terminal de pasajeros, pasando por el mejoramiento de la pista y del acceso vial. Sin embargo, también es la oportunidad para otras infraestructuras en el área de movimiento como la plataforma y calles de rodaje, así como el equipamiento de ayuda a la aproximación, todas necesarias para crear instalaciones favorables para permitir operaciones eficientes.

La mesa técnica se trata de una instancia público-privada por medio de la cual se busca aunar intereses de todos los sectores, determinar avances y controlar el proyecto de transformación del aeródromo. Encabezada por el intendente Jorge Martínez, la conforman además, el comandante en Jefe de la 1° Zona Naval, almirante Ignacio Mardones; el comandante de la Aviación Naval, almirante Juan Carlos Pons; el alcalde de Concón, Oscar Sumonte y directivos, jefaturas y representantes de la SEREMI de Economía; Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC); Dirección de Aeropuertos; Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR), la Cámara Regional de Comercio y la Producción y la Asociación de Hoteleros. Sin embargo, no considera a ninguna línea aérea del país, ni siquiera a las que han mostrado algún interés en operar, cuyos aportes son fundamentales para la iniciativa especialmente si quiere que compañías con nuevos modelos de negocios operen en sus instalaciones.

El intendente resalta que la transformación de la Base Aeronaval en un terminal aéreo comercial, “es un proyecto relevante para la región”. Confía que la mesa técnica pueda ser una oportunidad para acelerar los procesos que permitan concretarlo. Respecto a su primera cesión, informa que  se han conocido el estado actual de situación por parte de la Armada y de Obras Públicas. “Hemos aterrizado la idea, pues no tiene costos ni cronograma”, dice.

Las autoridades esperan que las obras se inicien no antes del año 2020 o durante 2021 para que puedan ser entregadas un año después. Por lo mismo, no antes de 2022 el aeródromo podría estar habilitado para vuelos comerciales de líneas aéreas. “Todos hemos coincidido en la necesidad regional de contar con un aeropuerto de uso mixto, que permita el transporte de pasajeros, de carga rápida y que nos sirva en caso de emergencias, para aviones cisterna, que hoy no tienen muchas alternativas”, agrega la autoridad regional.

Actualmente, el aeródromo de Viña del Mar cuenta con una pista de 1.750 metros de largo por 30 de ancho con una resistencia de pavimento (pcn) de 30 F/B/X/T que si bien puede atender un aeronave Airbus A320 o Boeing 737, estos deben operar con restricciones de peso. Sólo la pista 05 cuenta con un ILS CAT I permite aproximaciones de precisión con una visibilidad de hasta 550 metros, en caso contrario la aeronave frustrar realizar una nueva aproximación o mantener circuito de espera o bien proceder a su alternativa más inmediata, que eventualmente sería el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Como el aeródromo no cuenta con  RVR (transmisómetros) y tiene un sistema de luces SSALF la aproximación esta limitada a 1,2 kilómetros visibilidad a más del doble que en otros aeropuertos con ILS CAT I.

Por lo anterior, si se busca que líneas aéreas operen vuelos comerciales regulares sin restricciones, resulta casi fundamental que el proyecto de mejoramiento considere equipamientos como el ILS CAT III y el desarrollo de aproximaciones RNAV/RNP. Debido a las condiciones de visibilidad adversas especialmente en las mañanas, la falta de infraestructura y de equipamiento necesario, muchos pilotos de líneas aéreas han cuestionado el uso frecuente de Viña del Mar como aeródromo de alternativa, ocupándose sólo para casos específicos. Las líneas aéreas que operan en Santiago a menudo consideran Concepción, Mendoza o Antofagasta como alternos para sus operaciones.

Además de la falta de infraestructura y equipamientos, la cercanía de Valparaíso y Viña del Mar a Santiago ha limitado el desarrollo de las instalaciones del aeródromo que alberga a la Base Aeronaval. Los 120 Km. que separan a las ciudades costeras de la capital no son muy diferentes a la distancia que existe entre una ciudad y un aeropuerto de cualquier ciudad del mundo, dotado con una buena carretera que permite accesos relativamente rápidos. Por esto y una falta de demanda rentable, las líneas aéreas han desestimado la operación desde/hacia Viña del Mar.

Los últimos vuelos comerciales a Viña del Mar fueron realizados por LADECO y A.L.T.A. en la primera mitad de la década de 1990 pero tuvieron una duración muy acotada por su inviabilidad económica. Desde entonces, la demanda de Valparaíso y Viña del Mar es atendida de manera independiente por el traslado de las personas hacia el aeropuerto de Santiago y tímidamente por las líneas buses interurbanos con servicios específicos.

Las obras a realizar en el aeródromo mal llamado de Torquemada no garantizan la realización de vuelos comerciales, ya que estos dependen de la existencia de una demanda rentable que los justifiquen. No obstante, la llegada de modelos como el LCC pueden ser vistos como una oportunidad para explorar ese posible tráfico de pasajeros, especialmente si se crea una infraestructura sencilla pero favorable para sus operaciones. De ahí, resalta la importancia que la mesa técnica considere la opinión de los operadores aéreos. A la fecha de hoy, JetSMART es la única línea aérea que manifestado un interés permanente por operar en Viña del Mar.

Fuente:

(Visited 1 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!