Curador News
Parque eolico

ACS lanza la venta de sus renovables en Latinoamérica

enero 4, 2021

Categorías

Fondos de ‘infra’ como Cubico, First State, Macquarie o Brookfield se interesan por los activos de Zero-E, valorados en unos 400 millones.

ACS finalmente se ha inclinado por trocear la venta de los activos renovables que tiene en Latinoamérica bajo el paraguas de Zero-E -filial de energías renovables de la constructora española que cuelga de la división de la división de servicios industriales Cobra- y escucha ofertas por cada uno de los distintos países que conforman el portfolio de energías limpias del grupo en la región.

La constructora española ha tomado esta decisión después de que en las últimas semanas se haya frustrado el proceso de negociaciones que mantenía desde hace meses con un fondo de inversión canadiense para el traspaso de los activos del grupo en Perú, Uruguay y Brasil por diferencias en cuanto al precio.

Tiene 223 MW instalados

La filial Zero-E acumula un total de 223 megavatios (MW) eólicos e hidroeléctricos de capacidad instalada en la región, así como otros 90 MW en desarrollo, líneas de transmisión operativas por 445 kilómetros y 86.000 metros cúbicos de tratamiento y desalinización de aguas en construcción.

Según explican a EXPANSIÓN distintas fuentes financieras, ACS negociaba en bilateral con un fondo canadiense la venta en una misma operación de los tres países mencionados anteriormente por un precio que rondaba los 300 millones de euros.La constructora cree, no obstante, que ante el boom de las energías limpias -con operaciones por valor de más de 13.000 millones de euros solo este año en España- puede conseguir un mejor precio por los activos, de entre 380 millones y 400 millones, si vende los distintos países por separado.

El banco francés Société Générale y el bufete Clifford Chance asesoran al grupo que preside Florentino Pérez en este proceso y fondos de inversión especializados en infraestructuras como First State, recientemente rebautizado como First Sentier, Cubico, Macquarie o Brookfield estarían interesados en comprar algunos de los activos, según aseguran las fuentes consultadas.

En cualquier caso, la prioridad en este momento de ACS es cerrar cuanto antes la venta de Cobra -a excepción de Zero-E- al gigante francés Vinci por 5.200 millones de euros (incluida deuda). La transacción se encuentra en la actualidad en proceso de due diligence, según las fuentes.

ACS concibió Zero-E hace más de un año para agrupar 1.000 MW de activos fotovoltaicos, más otros 150 MW de termosolar, 400 MW eólicos y 20 MW de energía hidro-eléctrica en un total de nueve países: España, Reino Unido, Argelia, México, Perú, Brasil, Chile, Sudáfrica y Taiwán.

El objetivo inicial del grupo constructor era sacar la filial a Bolsa con una valoración de unos 2.000 millones de euros, pero el proceso no logró salir adelante, por lo que ACS optó por ir vendiendo distintos paquetes de activos.

Los activos fotovoltaicos, que estaban en España se vendieron a Galp en una operación valorada en cerca de 900 millones de euros. Por su parte, los activos de Latinoamérica de Zero-E son 102 MW eólicos ya instalados en México, así como 90 MW en construcción en este país, a los que hay que añadir otros 101 MW, también eólicos, en Uruguay, 20 MW de energía hidroeléctrica en Perú, 445 kilómetros de líneas de transmisión en Brasil y 86.000 metros cúbicos de tratamiento y desalinización de aguas en Chile en desarrollo.

Todos estos activos son los que quedaron al margen de las negociaciones con Vinci en las negociaciones para traspasar al grupo francés el negocio de Cobra, operación que, si se cierra con éxito, aportará plusvalías de unos 4.000 millones de euros. La venta supondrá un nuevo paso en la intensa estrategia de rotación de activos de ACS, cuyo negocio a partir de ahora se circunscribirá a la construcción y a la promoción y gestión de concesiones.

VENTAS POR MÁS DE 8.000 MILLONES EN 2020

ACS ha sido uno de los grandes protagonistas enel mercado español de fusiones y adquisiciones (M&A, en la jerga financiera) durante 2020 por su intensa estrategia de rotación de activos. El grupo constructor español arrancó el ejercicio con la venta de los activos fotovoltaicos de Zero-E que estaban en España a Galp en una operación que se valoró en 880 millones de euros si se incluyen 430 millones en deuda project finance. En pleno confinamiento, la compañía que preside Florentino Pérez también logró cerrar la venta al fondo británico Hermés de una participación del 74% en seis autovías de peaje en sombra en una transacción que valoró el 100% de la compañía en 950 millones de euros. Ya en octubre el grupo vendió el 50% de la constructora minera Thiess al fondo de inversión Elliott por 1.900 millones de dólares australianos (1.200 millones de euros) y, en la actualidad, sigue negociando para vender Cobra, su división industrial al grupo francés Vinci por un total de 5.200 millones de euros. La operación está en fase de due diligence.

Fuente: expansion.com

(Visited 11 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas
Túnel Caracoles: en septiembre se inician las obras

Túnel Caracoles: en septiembre se inician las obras

Las primeras obras que transformarán en vial al viejo túnel ferroviario, ubicado en el límite con Chile, comenzarán a tomar forma concreta a partir de los primeros días de septiembre, según las estimaciones del director Nacional de Vialidad, Guillermo Amstutz. Es por...

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!