Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Medio independiente Especilista en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Nuevo Pudahuel

El otro conflicto del aeropuerto: Astaldi lleva a Vinci a arbitraje en Ginebra por la construcción del nuevo terminal aéreo de Santiago

febrero 21, 2021

El aeropuerto de Santiago sumó un nuevo conflicto

El aeropuerto de Santiago sumó un nuevo conflicto. A la disputa ya conocida entre el Ministerio de Obras Públicas y el concesionario Nuevo Pudahuel -consorcio franco-italiano integrado por Aéroports de Paris, con el 45% de la propiedad; Vinci Airports, con otro 40%, ambos franceses, y Astaldi, firma italiana, con 15%- , en los últimos meses se gestó otra pelea al interior del terminal de Santiago. Esta vez, la pugna está centrada netamente en el terreno privado y la protagonizan Vinci y Astaldi.
Además de formar parte de la concesionaria del aeropuerto de Santiago, ambas firmas son socias en partes iguales en el consorcio que está a cargo de la construcción del terminal aéreo capitalino, joint venture que fue constituido el 12 de mayo de 2015, según detallan los últimos estados financieros de Vinci, correspondientes al cierre de 2020. Y es en el marco de esa sociedad donde desde fines de diciembre que se activó la pugna, luego de que Astaldi comenzara un arbitraje contra su socia.
“Astaldi inició el procedimiento de arbitraje contra Vinci Construction Grands Projets el 14 de diciembre de 2020, ante la Cámara de Comercio Internacional”, consigna Vinci en su estado de resultados del cierre de 2020. La firma agrega que en una carta fechada el 28 de diciembre pasado, “Astaldi indicó que el monto de su reclamación rondaba los 150 millones de euros”, el equivalente a más de US$ 180 millones. Vinci, además, detalla que el tribunal arbitral, cuya sede está en Ginebra, aún no se ha constituido. Cada empresa debe designar a un árbitro y de común acuerdo, nombrar a un tercero.
En el centro de este conflicto societario, según precisan estos estados financieros, hay dos reclamaciones de Astaldi: mala gestión por parte de Vinci, y por haber sido excluidos de la gobernanza del consorcio, reclamación que Vinci rechaza.
Es que según afirman fuentes cercanas al aeropuerto, pese a ostentar participaciones igualitarias en esa sociedad, es la francesa Vinci, a través de su filial Vinci Construction Grands Projets, la que está a cargo de la administración de la empresa conjunta. Y la mala gestión de la que la acusa Astaldi dice relación con que a ojos de la italiana, Vinci no hizo las gestiones adecuadas ante el mandante Nuevo Pudahuel -donde la francesa tiene la segunda mayor participación-, para conseguir más recursos que permitieran solventar los mayores costos en que incurrieron para ejecutar las obras. A juicio de Astaldi, esos sobrecostos le ocasionaron un perjuicio económico importante.
Vinci rechaza por completo las acusaciones de Astaldi y, por lo mismo, decidió contraatacar y defenderse. Así, tras ser notificada de la demanda, presentó una contrademanda contra la italiana, señalan conocedores de la controversia.
Astaldi, que anteriormente ha enfrentado serios problemas económicos en su matriz, en noviembre del año pasado fue absorbida por el grupo industrial italiano Webuild, antiguo Salini Impregilo, que compró el 65% de la propiedad.
Fuentes cercanas a las empresas estiman que el proceso de arbitraje podría prolongarse por dos años, pero, en todo caso, aseguran que el litigio no tendrá repercusiones en las obras del aeropuerto de Santiago, pues indican que registran un avance superior al 90% y deberían estar concluidas en los próximos dos a tres meses.
Consultadas ambas compañías, estas declinaron pronunciarse ante las consultas de “El Mercurio”.
Hay dos reclamaciones de Astaldi: mala gestión por parte de Vinci y haber sido excluidos de la gobernanza del consorcio, reclamación que Vinci rechaza.
Fuente: El Mercurio
(Visited 50 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas