Curador News Medio independiente Especilista en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Construccion

El futuro de la salud se construye en Marga Marga

mayo 17, 2021

Categorías

Después de más de una década de espera, al fin los vecinos ven cómo se levanta la infraestructura del hospital de la ciudad. Las obras tienen más de un diez por ciento de avance, el doble de lo pensado para la fecha. Así es cómo Villa Alemana está haciendo historia en la industria de la construcción.

Bonifacio Salvador es gerente de edificación de Acciona Chile. Una de sus principales tareas es llevar el pulso del avance de la construcción del Hospital Marga Marga, en la región de Valparaíso. ¿Qué observa cuando ve aquel enorme terreno dónde se emplazará el recinto? No ve un sitio baldío al lado del acceso sur de Villa Alemana. No ve una superficie de 75.000 metros cuadrados, que es equivalente a cuatro veces el tamaño del Palacio de La Moneda. No ve cuatro toneladas de acero.

Podría ser un hospital. De hecho lo será. Pero es más que eso. Ese edificio que se levanta después de más de una década de espera es un anhelo de toda una comunidad. Salvador lo percibe. Cada vez que camina por la obra, son los mismos trabajadores, gran parte de ellos nacidos y criados en la comuna, los que se lo recuerdan con un detalle, como él mismo relata.

“¿Cómo lo estamos haciendo? ¿Vamos bien, cierto? ¿Nos está quedando bien nuestro hospital?”, le dicen.

Nuestro hospital.

–Ellos siempre hablan de “su hospital”. No es simplemente un trabajo. Ellos mismos están construyendo un sueño que tuvieron por años –explica.

Un hospital para Villa Alemana

Al interior de la obra el movimiento no se detiene. Hay carretas por doquier que transportan materiales pesados. Mujeres y hombres con overoles rojos, casco de seguridad, guantes y mascarilla. Algunos trabajan en las enfierraduras que se convertirán en muros, otros vigilan el hormigón. Más allá un grupo de seis mujeres carga una barra de acero que pesa más de 12 kilos.

Hoy el recinto hospitalario lleva más de un 10 por ciento de avance. Es decir, el doble de lo proyectado a poco más de un año del inicio de las obras. Sí, casi al mismo tiempo que comenzó la pandemia. Había incertidumbre y el mundo parecía venirse encima, pero la voluntad de construir el hospital que en el futuro beneficiará a más de medio millón de personas se impuso.

–Esta es sin duda la obra más importante en la historia de la comuna –dice José Sabat, alcalde de Villa Alemana.

El trabajo fue colaborativo. El municipio donó el terreno, cerró el vertedero que había en el lugar y trabajó con diversas autoridades, además del Ministerio de Salud y Acciona. Por ejemplo, a través de la Oficina de Intermediación Laboral (Omil) de la municipalidad se gestionó que la mano de obra fuera en su mayoría de la zona. Ahí también hubo coordinación de parte de la gobernación de Marga Marga para capacitar a vecinos de la zona, especialmente mujeres, en carpintería, enfierradura y albañilería.

Son cientos los trabajadores que día a día avanzan en este recinto hospitalario de alta complejidad. Contará con 282 camas: 50 de ellas destinadas a pacientes críticos, 118 para pacientes agudos y 114 de cuidados básicos. Además, el hospital dispondrá nueve pabellones quirúrgicos y varios espacios más. La tarea de planear y construir un edificio de estas características, dice el gerente de edificación de Acciona, no es fácil.

–No es simplemente que se construya y se vea bien. Mañana no puede suponer un riesgo para la población fija e itinerante que visita el hospital. Lo que no se ve es lo importante porque ahí pueden estar los problemas. Un hospital, para mí, dentro de la edificación, es el edificio más singular y complejo y la mayor experiencia que un técnico puede tener –explica Salvador.

La infraestructura tiene en total 75.119 metros cuadrados de superficie. 55.437 corresponden al recinto hospitalario. Allí se atenderán los vecinos de Villa Alemana, pero también los de Quilpué, Limache y Olmué.

Ellas hacen historia

35 mujeres hoy levantan la sala cuna del Hospital Marga Marga. El equipo de este edificio es cien por ciento femenino, un hito en la construcción en Chile.

Todo partió con capacitaciones a mujeres de la zona. ¿El objetivo? Marcar un antes y un después en el rubro.

–Acá hay un acto simbólico. A las mujeres de nuestra comuna se les han entregado herramientas técnicas para que hoy trabajen en la obra. Pero, además, están construyendo la sala cuna donde estarán los hijos de funcionarias y funcionarios –comenta el alcalde de Villa Alemana.

De la mano de obra contratada directamente por Acciona, un 37,5 por ciento es femenina. En palabras de Carolina Corti, gobernadora de la provincia de Marga Marga, ese porcentaje era impensado cuando recién articularon con la empresa la idea de trabajar con mujeres.

Bonifacio Salvador lo gráfica así:

–Siempre relevábamos el papel de la mujer al staff. Pero nunca se llegaba a ver en una construcción que las mujeres fueran las que hicieran el moldaje, las que hormigonaran, las que pusieran la enfierradura o las que instalaran la tabiquería. Ese fue el desafío que adoptamos en este proyecto como compañía. “Vayamos un paso más adelante, a ver si somos capaces”, dijimos. Y fuimos capaces.

El edificio de la sala cuna comenzó a construirse el 8 de marzo pasado y hoy lleva más de un cinco por ciento de avance.

Pero el equipo femenino estuvo presente en las obras desde el primer día, para ir adaptándose a lo que tendrían que hacer en el futuro. Del trabajo en sus casas, pasaron a hacer las mismas labores de construcción que los hombres. Además de aportar cierta sensibilidad en el ambiente, han destacado por su detallismo. La impermeabilización, los muros de contención perimetrales, la loza que va a sostener el techo de la sala cuna. Todo construido por ellas. Un precedente para que la industria integre a más mujeres en oficios no tradicionales.

Para ellas el hospital es de su comuna, de su tierra. Pero la sala cuma es como su casa. Eso lo tienen grabado a fuego.

–Todavía queda mucho por hacer. Pero lo más importante es que las mujeres de Marga Marga están haciendo historia porque abrieron el camino a muchas otras mujeres que pensaban que aún existían limitaciones. Se derribaron esos mitos, se derribaron esos muros y hoy ellas los están construyendo –dice Carolina Corti, gobernadora de la provincia de Marga Marga.

Manos a la obra

El nuevo Hospital Marga Marga debería estar terminado en 2024. Junto al nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar, que ya está en funciones, y el Hospital Biprovincial Quillota-Petorca es el tercer recinto hospitalario en construcción en la red de salud de la zona.

–Con estos tres hospitales, la red asistencial de la zona renovará en un cien por ciento su infraestructura de alta complejidad, con una inversión total que significó cerca del 25 por ciento de la inversión en salud a nivel nacional –explica Alfredo Molina Naves, director del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota.

La provincia, comenta Molina, ha tenido un alto crecimiento demográfico en los últimos años. A pesar de eso, en la actualidad, si gran parte de la comunidad debía ir a Viña del Mar para realizarse una diálisis, con el nuevo hospital eso cambiará. Además, las mujeres podrán tener a sus hijos en la misma comuna. Hace una década que no nace un niño en Villa Alemana.

Pero la obra no es solo el hospital. Todo convive con la comunidad, especialmente con la población San José de La Palmilla y otros. Se han realizado diversos proyectos en conjunto. Uno de ellos fue reactivar y recuperar la infraestructura del club deportivo real San José, después de nueve años de inactividad, contando con la participación de más de 30 vecinos.

–Al final no es que solo le estés dando trabajo a la gente con este hospital. Estás intentando aportar algo como empresa a la sociedad –dice Bonifacio Salvador antes de ir a recorrer la construcción.

Treinta minutos después, al salir de la oficina en la que cuelgan dos fotografías que muestran el hospital desde el aire, el gerente mira, ahora en vivo, cómo avanza la edificación. Su reloj marca las 13:18 horas. No es cualquier reloj: tiene dos pulsadores, tres subesferas y un montón de agujas.

Fuente: La Tercera

(Visited 6 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas
Inversión proyectada en Ñuble crece 82% en 2020

Inversión proyectada en Ñuble crece 82% en 2020

De acuerdo al Reporte quinquenal de inversión elaborado por la Corporación de Bienes de Capital (CBC), ajustado al segundo trimestre de 2021, para el periodo 2021-2025 se estiman inversiones por US$554 millones en la región de Ñuble, de los cuales un 53% es de origen...

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!