Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Especilistas en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Google

Uruguay en la estrategia de centros de datos de google

mayo 31, 2021

Categorías

El 14 de mayo se anunció que una subsidiaria de Google LLC, Eleanor Applications SRL, la filial de Google en Uruguay, adquirió un terreno de 30 hectáreas en Uruguay para continuar su proceso de expansión de «centros de datos en América latina si el negocio lo requiere». Parece un rompecabezas, pero se ha simplificado en que el comprador fue Google. Sin embargo, hay que saber que la matriz de Google es Alphabet.

Las 30 hectáreas se encuentran en el Parque de las Ciencias, en el departamento de Canelones.

La compra es el primer paso del llamado “Proyecto Teros”. Su desarrollo comenzaría con la construcción de un centro de datos, mientras que la posibilidad de nuevos desarrollos permanece abierta, según informes de prensa.

No obstante, la firma aclaró que si bien las perspectivas del proyecto son alentadoras, aún quedan varias instancias pendientes antes de confirmar la construcción del centro de infraestructura.

En el comunicado de la empresa se dijo que «es un importante hito en este proceso y refuerza el compromiso de Google con Uruguay y América Latina y el desarrollo del ecosistema tecnológico local».

El comunicado agregó: «Estamos muy entusiasmados de poder hacer crecer nuestra presencia en Uruguay. Si bien las perspectivas del proyecto son alentadoras, aún queda pendiente superar varias instancias antes de poder confirmar la construcción del centro de infraestructura».

El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, calificó de «buena noticia» lo que se venía trabajando «desde hace un tiempo».

«Desde el año 2019 que los interesados hablaron con nosotros. Nos movimos para que algunos entes públicos pudieran apoyar este emprendimiento. Mantuvimos la reserva del caso hasta ahora», indicó.

La intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, calificó, en su mensaje publicado en Twitter, de «excelente noticia [sic]» la llegada de Google a Uruguay, ya que indicó que el país «se ha venido preparando para este tipo de desafíos con la firme convicción de que gran parte de nuestro desarrollo futuro se concretará con este tipo de iniciativas».

Cosse estuvo muy relacionada con las negociaciones, ya que cuando fue ministra de Industria y Minería, en 2017, durante el segundo mandato de Tabaré Vázquez, visitó las instalaciones de Google en Estados Unidos (EEUU).

Por su parte, el ministro de Industria y Minería, Omar Paganini, indicó en la misma red social que «es una gran satisfacción que Google anuncie este importante paso adelante para su proyecto en Uruguay» y que esta decisión «ratifica la confianza en las capacidades y en las potencialidades que ofrece el ecosistema tecnológico del país».

De confirmarse la construcción de un centro de datos en el Parque de las Ciencias, sería el segundo de Google en América Latina después del que tiene en Quilicura (Chile).

Google Uruguay 

Google posee 35 grandes data centers repartidos por todo el mundo que albergan en su interior más de 1 millón de servidores.

La empresa estaría muy cerca de construir un centro de datos en Uruguay que se convertiría en su segunda instalación de servidores y almacenamiento en Latinoamérica.

Uruguay ofrece estabilidad macroeconómica y regulatoria, tiene tasas impositivas relativamente bajas en comparación con sus principales vecinos y ofrece un entorno empresarial flexible y amigable.

Desde el punto de vista operativo, la instalación sería estratégica, ya que Google es uno de los socios -junto con la empresa pública de telecomunicaciones uruguaya, Antel- en el proyectado cable de datos submarino internacional Tannat.

Activo desde 2018, el cable tiene puntos de amarre en la ciudad uruguaya de Maldonado, cerca de Montevideo, y en Las Toninas, en Argentina. Maldonado se encuentra a 146 km de Canelones.

Además, Tannat también conecta la ciudad brasileña de Santos con Monet, cable de propiedad de Google y Antel en sociedad con Angola Cables y la brasileña Algar Telecom. Monet une a Santos con Florida.

En consecuencia, Google podría tomar con mayor facilidad decisiones de trazado para optimizar la latencia y la disponibilidad.

Por ello, un centro de datos en Uruguay que se conecte directamente a esa red mejoraría el flujo de datos entrante y saliente en EEUU y aumentaría la capacidad y velocidad de Google para entregar contenido a clientes latinoamericanos.

Problemas en Chile

Anunciado en 2012 e inaugurado en 2015 a un costo de US$ 150 millones, el centro de datos de Google en Santiago fue ampliado con un gasto adicional de US$ 140 millones. La instalación se utiliza para suministrar los principales servicios de Google, como su motor de búsqueda.

La compañía también está instalando una nueva región de nube en Santiago con tres ubicaciones, específicamente para su servicio Google Cloud, que complementará la zona de nube ya ubicada en San Pablo, Brasil, también con tres ubicaciones.

Chile fue elegido por razones macroeconómicas y regulatorias, pero también por razones operativas.

El centro de datos está conectado al cable Marie Curie de Google, que se extiende hasta California, con un enlace a Panamá, y está dedicado exclusivamente a servicios de Google y a atender usuarios y clientes de Google en América Latina.

A diferencia de los cables a Brasil, Argentina y Uruguay, Marie Curie es el único de propiedad exclusiva de la empresa.

Google plantea que, al implementar un cable submarino privado propio pudo mejorar la conectividad global y brindar valor a sus clientes. La propiedad del cable tiene beneficios por el control del proceso de diseño y construcción, el control total de las especificaciones técnicas y una implementación y servicio más ágiles para usuarios y clientes.

A nivel mundial, Google tiene 11 cables y una red total de 160.000 km de fibra.

Marie Curie estaba listo para operar en noviembre de 2019 como primer cable submarino en llegar a Chile en casi 20 años.

Mientras Marie Curie y el centro de datos chileno reforzaron la conectividad por el lado del Pacífico, el centro de datos en Uruguay conectado a Tanant y Monet y, de allí, a otras rutas representaría una inversión estratégica para Google en la costa atlántica.

En enero de este año Google se enfrentó a problemas legales en la construcción de su centro de datos de Chile. El problema medioambiental que genera el proyecto por la explotación de un acuífero esencial para la región se han convertido en una traba.

La municipalidad de Cerrillos, comuna ubicada en el sector suroeste de la ciudad de Santiago, ha presentado una reclamación ante el Tribunal Ambiental de la capital en contra de la resolución que dio luz verde al proyecto de construcción del nuevo centro de datos de Google en Chile con una inversión de US$ 200 millones.

El proyecto enfrenta una dura oposición debido al consumo de agua que requieren sus terminales para el sistema de enfriamiento. El proyecto pretende construirse en un sitio baldío en una superficie de 23 hectáreas.

La calificación ambiental advirtió que “la conservación del acuífero Santiago Central está comprometida y el proyecto solo contribuye a su sobreexplotación”. Además, no se consideró el impacto del cambio climático ni el derecho humano al agua.

El consumo propuesto por el proyecto es 169 litros de agua por segundo e implica a diario 14.601.600 litros de agua. “Ese volumen equivale a extraer del sistema acuífero central de Santiago el agua necesaria para llenar una piscina olímpica cada cuatro horas, es decir, seis piscinas olímpicas cada día. De acuerdo a la información entregada en la Declaración de Impacto Ambiental, una parte del agua de descarte que alimente el sistema abierto de refrigeración se perderá por evaporación, mientras que la otra parte será descartada por el alcantarillado”, acotó el municipio representado por la ONG Fima.

Google Chile explicó que el objetivo del proyecto es prestar servicios a sus usuarios de productos como el buscador de Google, Gmail o YouTube.

“En el desarrollo de todos nuestros proyectos de infraestructura alrededor del mundo nos esforzamos por incorporar la sostenibilidad, y en el caso de nuestros centros de datos no es diferente. En cada lugar donde tenemos presencia, estamos comprometidos con la administración responsable del agua y una protección sustentable del medioambiente. Como miembros activos de la comunidad local, esperamos continuar colaborando con la sociedad civil, las autoridades gubernamentales y locales. De manera similar hemos trabajado en la comuna de Quilicura, donde en 2015 construimos nuestro primer data center de América Latina. Ahí, hemos forjado una relación cercana y de largo plazo con la comunidad”, añadió.

“Del mismo modo, y, como hacemos en cada región donde operamos globalmente, estamos comprometidos a cumplir con todas las normativas, exigencias y reglamentaciones que la autoridad local imponga para la construcción y futuro funcionamiento del proyecto para el centro de datos de Google en la comuna de Cerrillos”, complementó.

El alcalde de Cerrillos, Arturo Aguirre, comentó al respecto: “No entendemos por qué esta empresa insiste y por qué el Estado acepta tal depredación de agua potable en un país que sufre una crisis hídrica cuando existen otras tecnologías que probablemente sean más caras, pero que sí preservan el ecosistema y protegen este bien fundamental como es el agua potable”.

Google presentó su proyecto de un nuevo data center ubicado en la comuna de Cerrillos, cuyo trámite de impacto ambiental comenzó en el 2019, para ser aprobado en 2020, pese a la oposición del municipio que acusó al gigante tecnológico de generar un daño irreparable en los recursos hídricos.

Chile se ha convertido en un polo regional de data centers en la región, con más de veinte de ellos funcionando y más de cuatro aprobados, dos en carpeta, con los primeros permisos ya autorizados por parte de la autoridad, y con Google como “ancla” desde 2015, con su primer data center ubicado en la zona norte de la capital chilena y que ha sido ampliado en varias ocasiones.

Durante todo el año pasado, con cuarentena mediante, los proyectos de construcción se vieron afectados en todo el país y, de paso, Google tuvo que paralizar la ampliación que lleva a cabo en su datacenter de Quilicura, sin retomar el proyecto de Cerrillos, el cual se encuentra en pausa, pese a contar con el respaldo del organismo en su polémica con la municipalidad.

Un uruguayo en la cúpula de Google

El 25 de enero de este año, Google Cloud anunció el nombramiento de su nuevo director de soluciones y ventas para América Latina, el uruguayo Alberto Oppenheimer.

Con el fin de ampliar el alcance de sus operaciones y fortalecer el equipo de liderazgo para la región, Google Cloud anuncia la contratación del ejecutivo Alberto Oppenheimer como director de Soluciones y Expertos para América Latina. El uruguayo asume el nuevo rol con la misión de establecer la fortaleza de la nube para los clientes que buscan incluir más agilidad, flexibilidad, escalabilidad y gestión inteligente en sus negocios.

Oppenheimer tiene más de 30 años de experiencia en el segmento tecnológico, donde ha trabajado en diferentes países y multinacionales relevantes del sector como Indra y SAP, empresa en la que ha trabajado durante los últimos 17 años. En el nuevo cargo, el director se ubicará en San Pablo, reportando directamente a Eduardo López, presidente de Google Cloud en América Latina.

La subsidiaria de google en uruguay

Eleanor Applications SRL realizó una modificación de sus estatutos y aumentó su capital el 24 de octubre de 2019. La sociedad, desde entonces está conformada por 450 cuotas sociales de Zois LLC y 50 cuotas sociales  de Mizzenmaste LLC.

Fuente: Caras&Caretas

(Visited 39 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Respetamos tu privacidad, no compartiremos tu correo con terceros

Gracias por suscribirte!