Curador News
Ministro

Agua Negra: “No se trata de hacer un nuevo paso, sino buscar el lugar más adecuado”

junio 7, 2021

De visita en la Región de Coquimbo, el secretario de Estado se refirió a una serie de temas de su cartera, la cual es considerada estratégica para el proceso de recuperación económica que impulsa el gobierno. En ese sentido, Moreno se refirió, entre otros temas, a los desacuerdos entre Chile y Argentina por el túnel Agua Negra y descartó que haya faltado voluntad política de nuestro país para impulsar la iniciativa.

Con el fin de observar en terreno los avances del Plan de Recuperación Económica en la región, este viernes se reunieron en la zona los cuatro ministros del área económica del Gobierno, con el fin de realizar un gabinete económico regional, el cual estuvo liderado por el intendente Pablo Herman.

En ese sentido, uno de los ministerios considerados clave para la recuperación económica es el de Obras Públicas, cuya principal autoridad, el ministro Alfredo Moreno, conversó con Diario El Día sobre una serie de iniciativas que resultan de vital importancia para el desarrollo de la región, cuyo impacto también pretende traducirse en la creación de nuevos puestos de trabajo.

“Ya vemos avances”, aseguró el secretario de Estado, indicando que “a nivel país, ya se ha recuperado la mitad del empleo, y aquí en la región también, que hoy día está con un desempleo por debajo del promedio nacional. Por ejemplo, en la construcción en esta zona se han recuperado ya el 69% de los trabajos perdidos. Pero claramente, nos queda mucha tarea por realizar”.

-En los últimos días el proyecto del túnel Agua Negra nuevamente ha vuelto a la primera plana, debido a la suspensión de lo que debía ser la primera reunión de la Ebitan el jueves pasado. ¿Cuál es la posición definitiva del Gobierno respecto a este tema?

“La postura de Chile, y es una postura de hace muchísimos años, es la misma que la de la Provincia de San Juan y del gobierno argentino, en torno a la necesidad y la conveniencia de integrar estas dos regiones, de aprovechar las ventajas comparativas que tiene Coquimbo y aprovechar las capacidades que tiene la Provincia de San Juan para que se comunique con el Pacifico.

Nosotros somos partícipes de ese proceso, y la decisión política del Gobierno sobre este proyecto de integración es absolutamente favorable. Llevamos mucho tiempo trabajando en esto. Yo fui canciller durante cuatro años y trabajamos intensamente en este proyecto. Y en lo que estamos hoy día tiene que ver con cómo llevar de la mejor forma esta iniciativa.

Para ello se creó entonces un equipo técnico de especialistas en túneles, quienes vieron que el lugar que estaba hasta ahora inicialmente propuesto para hacer el túnel tiene importantes riesgos geológicos e hídricos, y por lo tanto, se ha visto la necesidad de ver si hay mejores alternativas de trazado”.

-¿Construir un nuevo paso?

“No, no tiene que ver con el hecho de hacer un nuevo paso, sino que cuál es el lugar más adecuado para hacerlo con menores riesgos y con menores costos de ejecución, porque de acuerdo a lo que determinaron estos estudios los tiempos de ejecución de un túnel de esa magnitud y con esos riesgos serían extremadamente extensos y creemos que se pueden hacer en tiempos menores y en lugares más aptos. Y por eso Chile ofreció y está contratando un estudio de las distintas alternativas para otros puntos cercanos a éste y dónde sería la mejor ubicación para la realización de la obra. Es un tema absolutamente técnico”.

-¿Y por qué cree que en Argentina se mantiene la tesis de que Chile no ha tenido voluntad para integrarse?

“Es posible que alguien lo haya señalado, pero la República Argentina conoce perfectamente el esfuerzo que ha hecho Chile en materia de integración. Lo hacemos además en conjunto, tenemos pasos que están priorizados y uno de ellos es Agua Negra, y tanto Chile como Argentina han hecho un esfuerzo enorme. Esto lo dirigen los dos embajadores desde ya hace mucho tiempo y las cancillerías están dedicadas a esto.

Yo diría que a nivel regional como a nivel nacional, Chile tiene un compromiso y una opción por la integración.

Tenemos la segunda frontera más larga del mundo y una enorme posibilidad de tener ventajas en distintas regiones de Chile producto de esa integración”.

-Sin embargo desde la propia Región de Coquimbo se ha acusado al Gobierno de decisiones centralistas y escasa voluntad para llevar a cabo este proyecto, critica que surgió a raíz de la renuncia de Chile al crédito del BID…

“Ese es un ejemplo muy claro de cómo por la falta de información la gente tenga opiniones que no se ajustan a la realidad.

En primer lugar, Chile no necesita el crédito del BID para hacer ninguna de estas inversiones, no se ocupaba y se pagaban intereses por tenerlo. No era necesario para realizar la obra. Y al mismo tiempo, Argentina había hecho exactamente lo mismo y había pedido al BID, dado que no se estaba ocupando, utilizar el crédito para ocuparlo en otras cosas”.

-¿Chile está analizando otros pasos alternativos? Porque desde el país vecino se mencionó hace unos días por la prensa que Chile busca “imponer” otros pasos alternativos…

“No. Como es evidente, no podemos ni queremos imponer ningún paso. Simplemente lo que hemos señalado es que es necesario analizar las alternativas, y eso es lo que estamos haciendo, que por lo demás, lo estamos haciendo con recursos chilenos para presentarlos a la Ebitan, de manera tal que en conjunto busquemos cuáles son las mejores alternativas”.

Ejes viales

-Respecto a la Ruta 41, donde son frecuentes los accidentes, se ha hablado de construir una doble vía para dar mayor seguridad. Por otro lado, se habla de construir una ruta alternativa para que circule el tráfico pesado que se espera que lleguen una vez exista el túnel. ¿Qué nos puede contar de ello?

“Nosotros, en paralelo a lo que conversábamos respecto al paso y el túnel, estamos en el análisis de las vías por las cuales podría fluir un tráfico como ese, el cual, obviamente no puede pasar por la ruta 41, porque es un tráfico enormemente grande, con enormes camiones que requerirían de una vía de alto estándar y que causaría un impacto en el valle demasiado grande.

Por eso estamos realizando un estudio de vías alternativas, lo cual no significa tampoco que la Ruta 41 no se mejore, porque requiere mejoras por el trafico propio, pero claramente tiene que ser una vía que debe dar movilidad adecuada a los que viajan por ahí, ya sea porque viven en el valle o los que van a realizar turismo. Y eso obviamente, no es para una gran autopista”.

-¿Cuál es la planificación entonces?

“Vamos a trabajar en dos aspectos: hacer las mejoras que requiera la Ruta 41 y al mismo tiempo, ir viendo el flujo logístico que podría sumarse al tráfico local. Entonces, habría que ver cuáles son las mejores alternativas, trabajo que se está haciendo en paralelo.

Por supuesto que es algo en que tampoco se puede llegar a una conclusión absoluta mientras no se tenga el punto exacto por el cual se va a hacer el túnel Agua Negra. Esto es para estar preparados, pues no queremos que el paso se atrase bajo ninguna condición, pero la decisión final hay que tomarla en el momento en que esté determinado exactamente el lugar del túnel. Y sin duda Agua Negra requiere estar conectado con una carretera de muy buen nivel”.

-Respecto a la concesión de la Ruta 5, manejamos información que el cruce con avenida Francisco de Aguirre finalmente sería de carácter elevado, lo que rompería la perspectiva de este eje urbano. ¿Es eso así?

“La vía no tiene elevaciones. Lo que tiene son algunos tramos, los cuales van a ir en trincheras, en algunas partes con trinchera descubierta y en otras con trinchera cubierta, pero en ninguna parte se produce un corte de la relación visual entre la ciudad y el mar”. De momento, este proyecto ya terminó su proceso de ingeniería, acabamos de recibir a fines del mes de abril los diseños finales. Estamos en revisión y una vez terminado eso, el ministerio tiene tres meses para poder realizar esa revisión. Aprobado eso, la concesionaria tiene que presentar el estudio de impacto ambiental, y aprobado el estudio y obtenida la RCA comenzaría la construcción, que sería a fines de 2022 o comienzos de 2023”.

Escasez hídrica 

-Hoy día en la región tenemos un 50% menos de agua en los embalses. ¿Cómo marcha la construcción de estas obras en la región?

“Esta es la década mas seca de la historia de Chile y eso afecta particularmente a esta región. Es una realidad que llegó para quedarse. Los embalses son soluciones pero de muy largo plazo y aquí tenemos dos proyectos importantes: Canelillo y Murallas Viejas, además de la red que existe desde antes. Pero en Chile hacer un embalse, solo cumpliendo con las normas, requiere de 15 años y en la realidad demora por lo menos 30.

Ahora, en el caso de Canelillo, éste tiene un grado importante de avance, ya está con estudios de factibilidad avanzada, pero requiere años. Por eso estamos haciendo también otras cosas, como son por ejemplo, un nuevo estudio que acaba de aprobar la CNR para un embalse de cabecera en el río Choapa. Ese análisis se va a iniciar ahora, lo que es muy importante para esa cuenca. Al mismo tiempo estamos con un estudio de lo que son las aguas subterráneas de la región, que va a dar como resultado baterías de pozo que van a ir en las cabeceras de canales de la zona de Elqui de manera de colaborar con esos regantes.

Además, en cada ciudad, en conjunto con las empresas sanitarias, se están haciendo las obras que aseguran que van a tener un suministro de agua completamente garantizado”.

-En el último tiempo han crecido con fuerza las denuncias por robos de agua ¿Qué está haciendo el ministerio para mejorar la fiscalización?

“Este es un tema importante, ya que cada vez que el agua se pone escasa comienza a producirse este problema. Esta función corresponde a la DGA que depende de nuestro ministerio, y particularmente en esta región, hemos incrementado fuertemente tanto el personal como la tecnología para la fiscalización. Ya estamos con una cantidad importante de procesos en las distintas cuencas.

Hoy día no solo tenemos más fiscalizadores, sino que también estamos usando una tecnología diferente que es una tecnología satelital, que permite comparar la producción verde que hay en un punto respecto a los derechos de agua. Y de esa manera entonces, si hay un desbalance, se procede con drones a poder determinar de dónde provienen esas fuentes y luego de eso, la fiscalización es mucho más efectiva.

Además, prontamente vamos a presentar un proyecto de ley para facilitar la conformación de organizaciones de aguas subterráneas, y darle atribuciones porque la fiscalización debe hacerse con la sociedad organizada y entender que los acuíferos son cantidades de agua que se utilizan por una cantidad de personas de una zona, por lo que también hay que colaborar en cuidarlo, permitiendo un uso sustentable del agua

Además, muy pronto estaremos de vuelta para discutir con la gente la propuesta de plan estratégico para las cuencas de esta región”.

Fuente: El Día

(Visited 10 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Gracias!