Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Medio independiente Especilista en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Edificio Hotel

Riesgo de remate por no pago de contribuciones e impagos del Ministerio de Salud agravan crisis del negocio hotelero

julio 13, 2021

Categorías

f

Seis establecimientos recibieron notificaciones de embargo por parte de Tesorería. Y junto con acusar faltas en este procedimiento, gremio denuncia que el Minsal acumula una creciente deuda con numerosos hoteles por su operación como residencias sanitarias y de tránsito.

La visita de un inspector de la Tesorería General de la República con una notificación de embargo es una escena que se ha repetido en, al menos, en seis hoteles en Santiago, Pucón y Valparaíso en los últimos días y con el mismo denominador común: el cobro de las contribuciones. Un factor que agrava las dificultades que ha vivido este sector por los efectos de la pandemia, por cuanto la falta de cumplimiento de estas obligaciones implica el riesgo de que la propiedad involucrada quede afecta a un futuro remate.

Junto con indicar que la ley de postergaciones de contribuciones promulgada a inicios de año en definitiva no incluyó a todos los establecimientos -tal como advirtieron en ese momento-el presidente de los Hoteleros de Chile, Alberto Pirola, califica las últimas notificaciones como irregulares, ya que mientras normalmente estas se cursan habitualmente ante niveles de atraso de dos años, ahora la Tesorería está solicitando el pago de cuotas de septiembre y diciembre de 2020, o incluso de abril de este año. En el marco de las prolongadas restricciones a los viajes y a la movilidad de las personas, la caida en los ingresos ha llevado a un significativo atraso en el pago de contribuciones a nivel de la industria, desde niveles de 20% en 2020 a un 45% a esta alturas del presente año.

Y el presidente del gremio añade otro cuestionamiento de mayor gravedad hacia las autoridades apuntando específicamente al Ministerio de Salud, señalando que en el caso de tres de los seis recintos notificados han operado como residencia sanitaria u hotel de tránsito sin que a la fecha esta cartera haya cumplido con los plazos de pago comprometidos por estas funciones necesarias en la estrategia sanitaria contra la pandemia. “Lo que molesta es que te llegue una carta de notificación de embargo siendo que el mismo Estado te debe plata por servicios ejecutados. No hay una comprensión para los hoteles que están prestando el servicio de residencia sanitaria y, para peor, llegan con orden para remate por no pago de contribuciones””, apunta Pirola, quien indica que uno de los recintos afectados por esta situación es el Hotel Noi de Vitacura, del cual es controlador.

Respecto a su caso, explica que mientras recibió de parte de la Tesorería la notificación por el cobro de la cuota de abril de este año -cuyo monto por $ 12 millones pudo pagar, señala- al mismo tiempo el Minsal mantiene una deuda impaga en torno a $ 43 millones por los servicios de hotel de tránsito que ha otorgado desde marzo. “Lo que más molesta es que, cuando empezó la pandemia, el Presidente anunció que a todos los proveedores del Estado le iba a cumplir el pago en los 30 días”, indica el representante de los hoteleros.

Más allá de su caso, Pirola señala que en general son los hoteles pequeños los que están teniendo mayores dificultades para pagar las cuotas de contribuciones exigidas por la Tesorería. Y apunta que cerca de 19 hoteles han dejado de funcionar como residencia sanitaria por pagos atrasados al no tener caja para seguir funcionando.

El caso en Mejillones

Dentro de la serie de hoteles que han operado como residencia sanitaria o de tránsito con los cuales el Ministerio de Salud tiene pendientes el pago por estos servicios, Pirola enfatiza que “hay gente a la cual le deben hace más de un año”.

Uno de esos casos es el de Maritza Korlaet, gerenta de los Hoteles Alto del Sol ubicado en Mejillones, Región de Antofagasta. La ejecutiva relata que hizo un contrato con el Minsal para que ese establecimiento operara como residencia sanitaria por un plazo de tres meses, entre  abril y julio de 2020. “Al final les dije que no podía seguir prestando el servicio, debido a que habían pasado 60 días y no me habían pagado nada”, relata, asegurando que hasta hoy la deuda por $ 350 millones sigue impaga.

Korlaet señala que “a cualquiera le complica no tener esa entrada” tras varios meses sin poder operar por las restricciones sanitarias.

Al cierre de esta nota, el Ministerio de Salud se encontraba verificando la información.

Fuente: DF

(Visited 41 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas
Oracle anuncia un nuevo Data Center en Chile

Oracle anuncia un nuevo Data Center en Chile

Será el segundo de la gigante estadounidense en el país, luego del inaugurado en diciembre de 2020 en la Región Metropolitana. No ha trascendido el monto de la inversión, dato que tampoco se informó durante la construcción del primer servicio de ese tipo en Chile....