Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Especilistas en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Buses Eléctricos

Primera fábrica de buses eléctricos en Chile consolida despegue tras firmar contrato para El Teniente

enero 17, 2022

Categorías

Luego de adjudicarse la fabricación de 104 vehículos para la división de Codelco, Reborn Electric Motors elevará la capacidad de su planta de Rancagua apuntando también a un próximo ingreso a países de la región.

Un nuevo actor se sumará al mercado automotor chileno, pero no como retailer, sino como fabricante. Reborn Electric Motors es el primer constructor de buses eléctricos en el país y tiene además una ambiciosa apuesta para convertirse en proveedor de máquinas en toda la región.

En un principio, la compañía creada por un grupo de ingenieros mecánicos y eléctricos en 2016 se dedicaba sólo a la reconversión de equipos diésel a energía limpia. Y ahora está dando un paso clave en su desarrollo tras adjudicarse la semana pasado un contrato con la División El Teniente de Codelco para proveer 104 buses cero kilómetro impulsados con esta tecnología.

La operación asciende a US$ 25 millones y consiste en la entrega de los equipos a lo largo de 2022 y el mantenimiento de ellos durante los diez años siguientes, periodo en el cual también formarán a técnicos de la minera para esta misma función.

Con una autonomía de 200 kilómetros, los buses dispondrán de puntos de carga ubicados tanto en las faenas como en los puntos de recogida de pasajeros.

El gerente general de Reborn Electric Motors, Felipe Cevallos, señala que la idea es que esta licitación les abra paso a otros contratos en compañías del sector. “Antes del concurso, teníamos un piloto en El Teniente que tiene 30 mil kilómetros de operación; entonces, eso generó interés de otras mineras que nos piden hacer proyectos parecidos”, comentó.

Para impulsar el negocio, la marca se asoció con Link Service, una empresa operadora de buses con más de 40 años de experiencia en el transporte de la mina de cobre subterránea más grande del mundo.

El modelo de negocios

Entre 1925 y 1960, el país contó con una industria de ensamblaje de automóviles con plantas de marcas como Citroën, Ford, Fiat, Peugeot, Renault, Mini y General Motors, pero que fueron cerrando en la década de los 70.

A juicio de Cevallos -fundador de Reborn Electric Motors junto a Ricardo Repenning- la desaparición de esta actividad obedeció a la falta de rentabilidad de su modelo de negocios frente a los fabricantes de Asia y EEUU que podían producir las mismas versiones a mayor escala y menor costo.

Con este precedente ¿qué oportunidades tiene Reborn Electric Motors frente a China, el mayor proveedor de buses en el mundo?

Para Repenning -también gerente de tecnología de la firma- la clave está en el modelo de planta de 3.000 m2 que construyeron en Rancagua.

“Hemos visitado muchas fábricas en China y, si bien son recintos gigantes, los módulos de construcción son similares a nuestra planta. La economía de escala no está tan marcada en este segmento, versus los autos que tienen volúmenes gigantescos”, explica. Asimismo, destaca que los pedidos de buses “son más especializados; nos enfocamos en alto tonelaje, específicamente al sector minero. Nuestros motores y armado funcionan bajo condiciones agresivas, elemento que es más fácil de replicar en calles latinoamericanas que en las avenidas de Shangai”.

Nuevos mercados

Este año, la empresa estará enfocada en consolidar su operación en Chile y con una fábrica está en plena expansión espera subir su equipo de colaboradores de 25 a 60 hacia diciembre, dado que buscan elevar la capacidad de producción actual -que permite el armado de 150 vehículos- a niveles de 200 unidades.

Entre los objetivos están los preparativos para desembarcar en nuevos países, explorando posibilidades de negocios en Uruguay y en Perú, mercado que ven con especial interés por sus semejanzas con Chile.

El plan es aterrizar de la mano de socios locales y levantar plantas de producción en esas naciones. Y los ejecutivos señalan que operadores de esos países se les han acercado con interés en concretar la exportación de su modelo de negocios.

El precio de mercado promedio de un bus eléctrico de 12 metros es de US$ 320.000. Y si bien los fundadores de Reborn Electric Motors indican esa cifra está cercana al valor de construcción de sus equipos, destacan que por realizar el ensamblado en el país y tener menores costos de flete marítimo y traslados, finalmente cuentan con una oferta mucho más competitiva en Latinoamérica.

Hace pocos meses se asociaron con los dos fabricantes más importantes de Brasil, Mercedes y Marco Polo, para la provisión de chasis de buses. Además, están negociando la posibilidad de extender sus alianzas para convertirse en un fabricante de equipos eléctricos, conversaciones que se encuentran en fase preliminar.

Fuente: DF

(Visited 63 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Respetamos tu privacidad, no compartiremos tu correo con terceros

Gracias por suscribirte!