Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Curador News Especilistas en Infraestructura y Proyectos de Inversión
Hilmar Rode

Presidente de Escondida: “Tenemos que prepararnos a una época más larga de vacas flacas”

junio 29, 2016

Categorías

Ejecutivo dice que gracias a aumento de producción y baja en dotación, productividad ya ha subido 50% y queda espacio para mejorar.

Además de producir la mayor cantidad de cobre a nivel mundial, dentro de un año Minera Escondida busca convertirse también en la faena más eficiente del orbe, con los mejores indicadores en una serie de variables.

Así lo detalla el presidente de la minera, operada por BHP Billiton, Hilmar Rode, a dos años de haber llegado a comandar este complejo.

“Estamos entrando en una nueva etapa en nuestro ciclo de vida, con el inicio de varios desafíos importantes, por ejemplo, rajos cada vez más profundos, costos más altos en agua, energía y, sin duda, una reducción sustancial en la ley de mineral, que entre el año fiscal 2015 y el año fiscal 2016 ha bajado 28%, lo que es un golpe muy fuerte y va a seguir bajando paulatinamente”, dice el ejecutivo.

Con esa realidad, la minera ha estado dibujando un plan de costos y de operación para mantener, en los próximos diez años, una producción anual promedio de 1,2 millón de toneladaa de cobre.

Un tema que cruza a la industria es la caída del precio del metal rojo. “Hoy ya no se habla de seis meses, sino de una reducción del precio por dos o tres años. En la minería tenemos que prepararnos para una época más larga de vacas flacas y, si el precio mejora, estaremos preparados, se ganará más dinero, se pagarán más impuestos y regalías”, dice.

Sobre si esta coyuntura afecta las decisiones de inversión, Rode explica que en 25 años han extraído y procesado 2.600 millones de toneladas y que les queda aún el equivalente a diez veces esa cifra, por lo que “el precio del cobre es un factor adicional, pero es parte de los ciclos que tenemos, entonces no estamos pensando tanto en esto”.

“Manejamos esta faena siempre con el ojo en el largo plazo. Obviamente tenemos que vivir hoy, pero la planificación y la visión es de largo plazo y en este sentido, como parte de nuestra visión, nos hemos propuesto ser la mejor mina de cobre del mundo a junio de 2017, ya no solamente la mayor mina de cobre del mundo”, dice.

Esto implicará mover y procesar más material a un costo menor, sin afectar los aspectos de seguridad, dice y relata que tienen un programa de trabajo que aborda cinco dimensiones de la productividad, con temas como el uso de equipos y maquinaria, los proveedores y cadenas de venta, así como la fuerza laboral.

En esto han estado y han visto resultados, dice. Con el año fiscal 2014 (julio de 2013 a junio de 2014), “redujimos en 40% el costo unitario para una tonelada”, lo que se compone de un alza en el volumen de material, pero se ve mermado por una caída en la ley.

En efecto, esperan terminar el año fiscal 2016 con un cash cost ajustado (es decir, incluyendo la menor ley de mineral) de US$ 0,87 por libra, mejor que el US$ 1,01 de 2014 o el US$ 1,10 de 2012.

En esto fue importante la reducción de personal, donde Rode reconoce una sobredotación, que el año pasado redujeron en 22%. “Anticipamos la crisis que iba a venir y pudimos lanzar temprano un plan de retiro voluntario y más de mil personas se acogieron. Estamos muy contentos en la forma en que lo realizamos”, dice y añade que según arrojan las mediciones internas que realizan el ambiente laboral no fue afectado. Esto lo atribuye a que enfrentaron este proceso de manera “honesta y auténtica”, explicando que era necesario hacer cambios.

El aumento en la producción, sumado a la baja en la dotación, ha implicado que la productividad suba 50%, dice. “La buena noticia es que todavía queda una brecha importante respecto de las faenas más productivas del mundo, en Estados Unidos y Canadá. Vemos potencial adicional”, dice.

¿Se acabaron los recortes de personal? “Ya hicimos los ajustes grandes. Siempre estamos en la búsqueda de productividad, por lo que no vamos a cerrarnos a la opción de mejoras en ese sentido. Hay más potencial en producir más, que seguir reduciendo dotación en forma dramática”, dice.

Agua y concentradora

Escondida está cerrando un fuerte período de inversión, que totaliza unos US$ 10 mil millones. De esa cartera están terminando la central Kelar y la segunda planta desaladora.

Esta última se espera que entre en operación hacia enero o febrero del próximo año y les permitirá operar su tercera concentradora recientemente inaugurada OGP1. Pero además podrán reducir el consumo de agua fresca.

Rode explica que buscan cambiar el balance de las fuentes de abastecimiento de agua, disminuyendo el uso de acuíferos. Durante el segundo semestre del año 2017 dejará de extraer agua del salar de Punta Negra y, además, en otro de los puntos de extracción, Monturaqui, presentarán un estudio de impacto ambiental para ver si es posible mantener la extracción después de 2019, pero con volúmenes menores a los actuales.

Además, dijo que el directorio ya aprobó algunos recursos para hacer obras tempranas en la actualización de su primera concentradora Los Colorados, proyecto que pronto debería contar con luz verde y que en un año les permitirá operar con tres concentradoras a la vez, lo que es la clave para lograr el nivel de producción que buscan, de 1,2 millones de toneladas.

“En el contexto de las inversiones históricas de Escondida, US$ 200 millones (que implicará este proyecto) no parece tanto, pero estamos logrando efectivamente una nueva concentradora de gran escala”, puntualizó Rode.

Fuente: A. Pozo/T. Vergara
https://www.df.cl

(Visited 3 times, 1 visits today)
Noticias relacionadas

Únete a nuestra lista para noticias y contenidos exclusivos para suscriptores

Respetamos tu privacidad, no compartiremos tu correo con terceros

Gracias por suscribirte!